ES MUY IMPORTANTE ELEGIR LA RESIDENCIA DE MAYORES PERFECTA PARA CADA CASO

Nosotros te recomendamos las mejores residencia posible para tus circunstancias y presupuesto

Encontramos tu residencia perfecta gratis

 

¡Hasta 1 semana de prueba sin compromiso!


He leído y acepto el Aviso Legal y la Política de Privacidad.

¿Cómo elegimos la mejor residencia de mayores para cada mayor?

 

Recogemos y analizamos información sobre el mayor y su familia

 

Comprendemos, de forma individualizada, cada caso a fondo

 

Empleando estrategias de Big Data comparamos el caso actual con casos de éxito anteriores

 

Proponemos las residencias que mejor encajan para el caso particular

¿Qué información es importante tener en cuenta para tomar la decisión más acertada?

1º. Estado de salud del mayor:

¿Padece deterioro cognitivo?

Deterioro cognitivo leve o acaba de sufrir un ictus

Se debe trabajar todos los días en las sesiones de terapia ocupacional. Es posible buscar un centro especializado en rehabilitación neurológica para frenar el avance de la demencia senil.

Deterioro cognitivo medio

La residencia se convierte en una necesidad. El mayor no puede vivir en casa. Debemos buscar una residencia con cuidados especializados, e incluso con centro de Alzheimer.

Deterioro cognitivo severo

El mayor necesita atención en todas o casi todas sus actividades diarias. Además, hay que llevar un intenso control de la toma de medicación y alimentación.

¿Ha sufrido alguna lesión física recientemente?

Sufre de artrosis/artritis o ha visto reducida su movilidad

Se debe trabajar todos los días en las sesiones de terapia ocupacional. Es posible buscar un centro especializado en rehabilitación neurológica para frenar el avance de la demencia senil.

Fractura de cadera

La osteoporosis suele ser el principal causante de las roturas de cadera. Es muy importante la rehabilitación post-operación para evitar la incapacidad de andar. Además, se debe trabajar en incrementar la densidad de masa ósea.

Tiene movilidad muy reducida o utiliza silla de ruedas para desplazarse

En muchas casos el mayor debe abandonar el hogar porque no cuenta con ascensor. En estos casos, es posible recuperar la movilidad con rehabilitación intensiva si la pérdida se ha producido por una lesión puntual.

¿Tiene hipertensión o Diabetes?

Hipertensión

La hipertensión es el “asesino silencioso” porque desencadena muchos problemas de salud como infartos o íctus, entre muchos otros. Las residencias son conscientes de ello y actúan en consecuencia. El control de la dieta es fundamental.

Fractura de cadera

Dependiendo del grado de diabetes se tomarán una medidas u otras. En cualquier caso, el control de la dieta y la monitorización constante del nivel de insulina es fundamental. Todos los centros geriátricos tratan mayores con diabetes.

2º. Valoramos la situación económica:

El mayor o el mayor con ayuda de la familia dispone de los recursos suficientes para afrontar el coste de la residencia

Se decide el presupuesto mensual y buscamos en base a ese presupuesto. Siempre seleccionaremos la residencia de mayores que ofrezca los mejores servicios para el presupuesto seleccionado.

El mayor, con ayuda de la familia, tiene un presupuesto demasiado bajo para encontrar una residencia

Proponemos alternativas de financiación. La casa que el mayor deja para ingresar en un centro geriátrico es la “hucha” donde están los ahorros de su vida. Suele estar libre de cargas, por lo que una venta/alquiler aporta dinero que se puede invertir en la residencia. Un 20% de los casos que trabajamos deciden llevar a cabo esta estrategia.

Obtención de la ayuda a la dependencia

Depende de la Comunidad Autónoma, quien se encarga de asignar un grado de dependencia al mayor y seleccionar el monto de la prestación asignada. Por ley, todo mayor en situación de dependencia tiene derecho a recibir una ayuda, independiente de sus ingresos o patrimonio. Muchas familias eligen la residencia privada mientras se les asigna residencia pública. El plazo máximo para asignar la prestación es de 6 meses desde su solicitud inicial.

3º. Valoramos la situación familiar y personal:

Cónyuge no necesita residencia

Se buscará una residencia lo más cerca posible del cónyuge siempre, dentro del presupuesto del que se disponga. En casos de presupuestos ajustados suele ser más factible en ingreso de los dos en el centro. Se buscará un centro residencial con una laxa política de visitas.

Hijos con fuertes lazos familiares

La mayoría de los casos que hemos tratado son así. Hay varios hijos que viven en diferentes áreas de una ciudad. En este caso, lo mejor es seleccionar una residencia que esté bien comunicada por carretera y con transporte público. A ser posible en un punto intermedio. Siempre intentamos que ningún familiar tarde más de 30 minutos en llegar a la residencia de mayores. Se buscará un centro residencial con una laxa política de visitas.

No hay fuertes vínculos familiares

Depende de la Comunidad Autónoma, quien se encarga de asignar un grado de dependencia al mayor y seleccionar el monto de la prestación asignada. Por ley, todo mayor en situación de dependencia tiene derecho a recibir una ayuda, independiente de sus ingresos o patrimonio. Muchas familias eligen la residencia privada mientras se les asigna residencia pública. El plazo máximo para asignar la prestación es de 6 meses desde su solicitud inicial.

4º. Atendemos las preferencias el mayor y la familia:

Algunas de las peticiones que hemos recibido hasta la fecha.

  • Habitación individual vs habitación compartida
  • Baño propio, dentro de la habitación
  • Servicios religiosos (capilla, misa, etc.)
  • Piscina
  • Zona extensa de jardines
  • Cocina propia vs catering
  • Terapias con animales
  • Programas de acompañamiento intergeneracional
  • Huerto y actividades de horticultura
  • Baño propio, dentro de la habitación

Call Now Button