¿Necesitas encontrar una residencia con urgencia? Te damos opciones en menos de 5 minutos.

Patologías

¿Cómo afectan las escaras en ancianos?

1. ¿Qué son las escaras?

Las escaras son úlceras que aparecen en la piel o en el tejido interno de quienes las padecen. Por lo general suelen darse en personas con afecciones médicas que limitan su movilidad. De hecho, las escaras en ancianos se crean cuando el paciente pasa mucho tiempo sin cambiar de postura. Esto es así por el propio peso del cuerpo que aplasta los vasos sanguíneos. Como consecuencia la sangre no llega a los tejidos y la piel empieza a morir debido a la falta de riego sanguíneo.

Según la incisión de la escara, se clasifica en cuatro grados o estadios:

  • Grado 1: Tiene forma de mancha roja o oscura en la piel. Pueden tratarse cambiando al paciente de posición y aplicando masaje y crema para favorecer la circulación. 
  • Grado 2: Aparece en forma de ampolla, herida o erosión. Puede estar abierta o cerrada y desprender sangre. Se debe curar y cambiar al paciente de posición con más frecuencia.
  • Grado 3: Aparece como una herida profunda en forma de hueco debido a que el tejido celular se ha necrosado. Como característico de estas escaras de grado 3 es que suelen echar pus. Debe evitarse la extensión de la infección.
  • Grado 4: Es el más grave. La escara tiene forma de cráter. Debido a su profundidad, llega a tendones, músculos e incluso huesos. Es la fase más extrema y provoca gran dolor y pérdida de la fuerza.
Escaras en ancianos

2. ¿En qué zonas del cuerpo aparecen las escaras en ancianos?

Las escaras pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo si se le aplica presión, fricción o rozamiento durante un prolongado espacio de tiempo. Sin embargo, por falta de tejidos blandos que las amortigüen, existen zonas del cuerpo más propensas a sufrir escaras en ancianos. Estas son:

  • Omóplatos.
  • Codos.
  • Coxis o glúteos.
  • Zona lumbar.
  • Rodillas.
  • Talones y tobillos.
  • Sacro.

Para evitar la aparición de estas molestas afecciones, el paciente inmovilizado debe ser cambiado de postura con asiduidad.

3. ¿Por qué aparecen las escaras en ancianos?

Las escaras suelen aparecer fruto de la presión contra la piel. Esta presión limita el flujo de sangre provocando la muerte de células de un punto concreto que limita el flujo sanguíneo a la piel. La falta de movilidad del paciente provoca que la piel sea vulnerable a estos daños. Tal y como contrasta el medio digital Mayo Clinic las 3 principales causas de aparición de escaras son las siguientes:

  • Por presión constante en cualquier parte del cuerpo. Esto disminuye el flujo sanguíneo a los tejidos celulares y en consecuencia, la falta de oxígeno y otros nutrientes. En personas inmovilizadas, suele darse en zonas corporales ausentes de tejido blando (músculo o grasa).
  • Por fricción entre la piel y la ropa o ropa de cama. Puede lesionar pieles frágiles, sobre todo cuando está húmeda por sudor o mal secado del paciente al ser lavado.
  • Por rozamiento cuando la superficie corporal y una superficie externa se mueven en dirección opuesta.

4. ¿Cuál es el tratamiento para escaras en ancianos?

En consonancia con la American Cancer Society, los tratamientos más recetados para paliar las escaras en ancianos son los siguientes:

  • Cambiar de posición al paciente para que no toque ninguna superficie su úlcera. Se recomienda emplear almohadones o cojines como apoyo para cambiar la posición del paciente. 
  • Llevar una correcta higienización de la herida.
  • Aplicar una barrera para evitar o aislar la infección mediante parches o vendaje.
  • Secar bien al paciente tras el lavado o evitar que se quede con sudor mucho tiempo. Esto se debe a que las escaras creadas por fricción suelen crearse cuando el cuerpo está húmedo.
  • Emplear fármacos para paliar el dolor.
  • Emplear medicamentos para detener la infección.
  • Seguir una dieta rica en proteínas que contribuya a la regeneración de los tejidos.
  • En caso de gravedad, un médico puede sugerir la cirugía.
Escaras en ancianos

Cuando el grado de dependencia de una persona mayor aumenta considerablemente, lo mejor es acudir a profesionales del cuidado del mayor. Muchos ancianos no se sienten seguros en su hogar y necesitan una atención frecuente.

Las residencias de mayores existen para ayudar a las familias con el cuidado de sus mayores. Gracias a la atención personalizada que ejercen, los mayores se sienten seguros y respaldados. Además, mediante sus talleres y actividades luchan por promover la socialización y el envejecimiento activo.

En miResi, conocemos las mejores residencias y centros de día del país. Sabemos que encontrar la residencia perfecta no es fácil. Por eso, nuestro equipo de asesores conoce todas las residencias al detalle para recomendarte la que mejor se adapte a tí.

Siempre que lo necesites, miResi te ayudará a encontrar una residencia de mayores para tu ser querido. Llámanos y nuestros asesores te atenderán de forma personalizada, gratuita y sin compromiso. 

¡Queremos estar a tu lado en las decisiones importantes!

Fuentes

Sobre el autor

Redactor de contenidos especializado en personas mayores en miResi. Difusor de información centrada en salud, deporte y nutrición en la tercera edad. Experto en marketing y apasionado de la actividad física. Preocupado por el bienestar de nuestros mayores.
¿Quieres estar al tanto de las novedades en residencias y tercera edad?
¡Suscríbete a nuestro boletín de noticias!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También puedes leer...
Residencias de ancianos por 600 euros en Burgos