¿Necesitas encontrar una residencia con urgencia? Te damos opciones en menos de 5 minutos.

BienestarEnvejecimiento

¿Cómo afecta la Xerosis al Adulto Mayor?

Hablamos de Xerosis para nombrar una piel extremadamente seca. Una anomalía experimentada por millones de personas en el mundo. La Xerosis puede estar relacionada con otros problemas de la piel y puede conllevar a que la persona que la padezca sienta mucho malestar e incomodidad.

En el siguiente post te contamos qué es la Xerosis y cómo afecta al adulto mayor. Siguiendo las indicaciones de los expertos, te indicamos algunas recomendaciones para tratar la piel extremadamente seca.

1. ¿Qué es la Xerosis?

La química dermatóloga Eva Rogado explica que la Xerosis es un problema que va más allá de tener la piel seca: se trata de una piel extremadamente seca. «No implica un problema secundario de salud pero sí genera mucho malestar«, afirma la experta.

La Xerosis actúa sobre la capa córnea, afectando visiblemente a la parte superficial de la piel. La capa córnea, explica Rogado, tiene entre un diez y un quince por ciento su nivel de hidratación. La Xerosis aparece cuando los niveles de hidratación están por debajo del diez por ciento. Según la experta, la Xerosis puede deberse a factores internos o a factores externos:

  • Factores internos: Puede ser, por ejemplo, cuando hay un déficit de vitaminas y de sales minerales en el organismo, eso afecta a la calidad de la piel y puede estar relacionado con la Xerosis. La deshidratación es otro factor interno relacionado con esta anomalía. La edad y el envejecimiento del organismo también contribuyen a que aparezcan ciertas afecciones, se pierde la capacidad de autorregulación de la piel y de mantener hidratada la córnea.
  • Factores externos: Están relacionados con el medioambiente o con diferentes productos que se puedan usar. Factores como las exposiciones muy largas al sol. Otro factor climatológico sería estar en ambientes de baja humedad que afectan a la Xerosis. Y una higiene inadecuada, por eso se recomienda usar jabones naturales y productos específicos e incorporarlos a la rutina para la Xerosis.
Xerosis: es fundamental tener la córnea hidratada
Xerosis: es fundamental tener la córnea hidratada

En un artículo para Elsevier los expertos indican que la Xerosis se puede definir como «un paso más en ese problema cutáneo que se conoce como piel seca«. La piel se debilita y se vuelve más vulnerable, áspera e, incluso, se aprecia «apagada». «La Xerosis, además, hace que la piel esté más expuesta a infecciones y a enfermedades cutáneas como los eccemas», explican los especialistas.

La Xerosis implica una sensación de tirantez en la piel. Las pieles con esta afección cuentan con una mayor producción de células muertas que tienen efectos en la superficie de la piel. También aparece enrojecimiento. Puede dar lugar a tener una piel escamosa y a desprender «polvillo blanco», darse rugosidad extrema y también tener picores y escozores de forma recurrente. Es fundamental consultar los síntomas con un especialista para que el profesional pueda establecer un diagnostico y un tratamiento.

1.2. La Xerosis Senil

La Xerosis puede dar la apariencia de tener «la piel de cocodrilo», una piel agrietada que se siente tensa y con picores. Desde Aderma indican que esta dermatitis «no es grave pero sí incómoda» y que «suele afectar a las personas mayores«.

Los expertos señalan que la Xerosis es una «afección causada por una barrera cutánea deteriorada», la sequedad de la piel es extrema y puede conllevar a importantes molestias: tirantez, hormigueo o comezón.

Desde Aderma explican que las causas de la piel seca en las personas mayores puede estar motivadas por dos tipos de Xerosis: fisiológica y patológica. La primera afecta más a personas mayores, de forma frecuente a los mayores de 75 años. Esto se debe a que la piel es más «frágil, carente de ácidos grasos esenciales y ceramidas, y a una película hidrolipídica agotada».

Desde Eucerin afirman que la Xerosis es «una afectación común experimentada por millones de personas, bien sea de forma crónica o agua». Cuando la piel está seca presenta determinados síntomas que potencian su intensidad cuando se trata de Xerosis. Los especialistas señalan los siguientes puntos:

  • La piel pierde su elasticidad a causa de la deshidratación y esto provoca tirantez. La piel llega a ser menos flexible cuando se deshidrata y pierde volumen en presencia de un déficit de agua.
  • La sequedad también produce aspereza. Incrementa la tasa de muerte celular en las capas superiores de la piel, dejando una capa más gruesa de células muertas en la superficie de esta.
  • La piel escamosa es similar a la piel áspera, sólo que la capa superior de la piel o estrato córneo se ha vuelto seco e inflexible.
  • La piel descamosa aparece cuando se descaman las escamas de la piel seca. En ocasiones puede tratarse solamente de un polvo fino.
  • La sequedad da como resultado el picor: es una reacción impulsiva al malestar causado por una piel tirante, que funciona deficientemente.

2. Factores que condicionan la Xerosis

Desde la Fundación Piel Sana describen que la Xerosis o «la piel seca, llamada xerosis en términos médicos, es una condición en la que la piel se muestra agrietada, áspera, rugosa, envejecida, tirante y menos elástica».

Los expertos señalan que el prurito (picor) es una señal importante para determinar que una personas padece Xerosis. Aunque el prurito no está relacionado solamente con la xerosis. «En la xerosis o sequedad cutánea, se produce una alteración tanto de los propios elementos celulares cutáneos, como de la concentración y la formación de dichas sustancias».

Respecto a los factores que condiciona la Xerosis, desde la fundación explican que el hecho de tener una piel seca viene condicionado principalmente por tres factores:

  • Factores genéticos. Otorgan una probabilidad más alta de desarrollar xerosis.
  • Factores aceleradores o precipitadores. Básicamente la edad y otras enfermedades.
  • Factores desencadenantes. Son aquellos factores ambientales, químicos y físicos que por sí mismos pueden producir xerosis y que tienen especial importancia en su prevención y estabilización.
La Xerosis está relacionada con el prurito o picor
La Xerosis está relacionada con el prurito o picor

Otros factores que contribuyen a la piel seca, según Eucerin, son los siguientes:

  • La piel seca es más común cuando la humedad ambiental es baja, lo que sucede en invierno y, en ocasiones, durante un verano cálido.
  • La limpieza, especialmente si es frecuente, causa la destrucción de la barrera natural de la piel.
  • La luz solar puede causar resequedad en la piel, ya que los rayos UV incrementan la tasa de evaporación desde la piel.
  • Estudios han comunicado que los niveles de lípidos en el estrato córneo se reducen con el envejecimiento. Esto puede dar lugar a sequedad inducida por el envejecimiento.
  • Ciertas medicaciones, especialmente diuréticos, causan que el cuerpo llegue a deshidratarse lo cual, a su vez, puede dar lugar a Xerosis.
  • Procesos cutáneos como dermatitis atópica, psoriasis y diabetes comparten la piel seca como síntoma común.

2.1. Enfermedades relacionadas con la Xerosis

La prevalencia a padecer Xerosis aumenta con la edad, pero también está relacionada con otras enfermedades cutáneas o sistémicas. Como describen desde la Fundación Piel Sana «las enfermedades pueden producir xerosis ya sea por sí mismas o como consecuencia de los fármacos prescritos para su tratamiento». Desde la asociación señalan que las enfermedades cutáneas más frecuentes en relación con la Xerosis son las siguientes:

  • Dermatitis atópica.
  • Xerosis invernal. Relacionada con ambiente fríos y secos y exacerbados por el aire caliente y seco de las calefacciones centrales.
  • La xerosis que se da paradójicamente en verano debido al uso de aires acondicionados que proporcionan aire frío y seco.
  • Piel senil. Tipicamente empieza por la zona pretibial y empeora tras el baño con agua caliente, los cambios de temperatura, la disminución de la humedad ambiental y detergentes.

3. ¿Cómo tratar la Xerosis?

Para tratar la Xerosis, explica la dermatóloga Eva Rogado, se usan productos cosméticos específicos que ayudan a aumentar el nivel de hidratación de la capa córnea y que eviten la «evaporación del agua desde el interior». Es necesario que los productos no se quedan en la superficie, sino que «penetren hasta el interior de la epidermis para tratar el problema».

Los tratamientos deben estar enfocados también a tratar el purito. La dermatóloga describe un tratamiento basado en el uso de una leche limpiadora y desmaquillante, una tónica hidratante para pieles secas y sensibles, una crema hidratante para pieles secas y un aceite de rosa de mosqueta.

Desde la Fundación Piel Sana indica que «el cuidado diario de la piel es básico el uso de humectantes y de jabones con un pH ácido. La alimentación variada y rica en frutas y verduras con alto contenido en vitaminas A, B, C, D y proporciona los minerales y vitaminas necesarios para una piel sana. El ejercicio físico también contribuye a tener una piel más hidratada».

Xirosis el cuidado diario de la piel es básico
Xirosis: el cuidado diario de la piel es básico

En Elsevier los expertos explican que la hidratación es una de las soluciones más efectivas para la Xerosis. Y describen los cuidados específicos pro-recuperación estableciendo los siguientes puntos:

  • Los preparados tópicos para las pieles con xerosis deberían incluir los siguientes ingredientes «base»: lípidos, lípidos fisiológicos (para la restauración de los elementos estructurales del estrato córneo); hidratantes y humectantes y antipruriginosos (para aliviar el prurito o picor).
  • Extremar los cuidados en la higiene diaria. Cuando nos duchamos, nuestra piel puede perder hasta un 15 por ciento de su hidratación, por lo que la elección de los productos de higiene es fundamental. La mejor opción son los geles o jabones específicos para este tipo de piel. Lo mejor es ducharse a una temperatura templada (28-30 ºC).
  • Aplicar los productos de higiene con la mano, evitando la fricción de la piel con esponjas o guantes, ya que pueden producir una exfoliación excesiva.
  • Es muy importante la hidratación posterior a la ducha para aprovechar así el aporte exterior de agua obtenido, y aplicar de forma inmediata productos que eviten la evaporación del agua contenida en la piel.
  • Procurar utilizar prendas que resulten suaves al contacto con la piel, preferiblemente el algodón, y evitar aquellas excesivamente ajustadas.
  • Protección solar. Si en todos los casos es fundamental, cuando se trata de pieles con xerosis es imprescindible, ya que, además de otros daños cutáneos, la radiación puede actuar como un auténtico «papel secante» en la piel.
  • Restringir el consumo de ciertos alimentos (chocolates, cremas, mayonesas) y disminuir la ingesta de azúcares; moderar el consumo de sal y de comidas muy condimentadas.
  • Seguir una dieta rica en frutas y verduras, alimentos que suponen un importante aporte de vitaminas que conservan la hidratación y la elasticidad de la piel.
  • Controlar la humedad ambiental. Es un aspecto a tener en cuenta especialmente en los lugares de trabajo. Los expertos recomiendan el uso de humidificadores en los ambientes especialmente secos.
  • Consultar al farmacéutico o al dermatólogo.

Sabemos que el envejecimiento en ocasiones conlleva dificultades. Buscar una residencia para tus seres queridos puede ser un proceso difícil. Desde miResi ponemos a tu alcance atención personalizada, gratuita y sin compromiso. Si estás buscando residencia para personas mayores, no dudes en pedirnos información. ¡Te damos la bienvenida a miResi!

Fuente:

Sobre el autor

Graduada en Periodismo. Redactora de contenidos en miResi. Aprendiendo cada día sobre temas de bienestar y salud que sirvan para mejorar la calidad de vida de las personas mayores.
¿Quieres estar al tanto de las novedades en residencias y tercera edad?
¡Suscríbete a nuestro boletín de noticias!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También puedes leer...
Beneficios de los Puzzles Para Personas Mayores