¿Necesitas encontrar una residencia con urgencia? Te damos opciones en menos de 5 minutos.

BienestarPatologías

Artritis Reumatoide en Ancianos: Causas, síntomas y tratamiento

La Artritis Reumatoide en Ancianos hace referencia a una enfermedad inflamatoria crónica de las articulaciones. La enfermedad puede estar determinada, como señalan los expertos, por hipertrofia de la membrana sinovial, la pérdida osteocartilaginosa y deformación articular. 

Es una patología que puede afectar a la calidad de vida de los pacientes. Tiene un impacto en su bienestar físico, psicológico y social. En miResi hemos preparado el siguiente post para contarte qué es esta patología y cómo afecta la Artritis Reumatoide en Ancianos.

1. Artritis Reumatoide: causas, síntomas y tratamiento

La Artritis Reumatoide es una enfermedad inflamatoria y una de las patologías de carácter crónico articular más frecuentes que hay. Es una afección que está presente en diferentes edades. Las causas de la enfermedad no se pueden determinar todavía con exactitud, pero sí se conocen los factores que contribuyen a que esta dolencia aparezca.

La doctora Marta Valera es reumatóloga y explica en TopDoctors.es que, entre los factores de riesgo que hacen que esta patología aparezca, podemos encontrar: factores genéticos, factores hormonales, factores ambientales como las infecciones y factores de exposición, por ejemplo, la exposición al tabaco. Por lo tanto, aunque no hay una causa única, sí se conocen un conjunto de factores que, como señala la especialista, desencadenan la enfermedad.

Los síntomas de esta enfermedad son, fundamentalmente, el dolor y la inflamación articular. La Artritis Reumatoide es una enfermedad que afecta a las articulaciones de las manos, la de los pies y también a las articulaciones de rodillas, codos y hombros. Como indica Valera: «Inflama sobre todo las articulaciones de manos y pies y no tanto a nivel de la columna».

La Artritis Reumatoide en Ancianos es una enfermedad que afecta a las articulaciones
Artritis Reumatoide en Ancianos: una enfermedad que afecta a las articulaciones

¿Qué otros síntomas pueden aparecer con esta patología? Además de la inflamación y el dolor, pueden surgir otros síntomas como el cansancio, a veces pueden aparecer nódulos en la piel y también problemas en los pulmones.

La reumatóloga explica que la Artritis Reumatoide es una enfermedad que, en principio, no tiene cura. Es una enfermedad crónica. Pero hoy en día hay a disposición del paciente tratamientos que pueden lograr mantener la enfermedad «con la menor actividad posible y casi evitar síntomas y secuelas». 

En palabras de Valera: «El tratamiento se basa en el inicio temprano de lo que llamamos fármacos modificadores de la enfermedad que son tratamiento inmunosupresores o inmunomoduladores, dependiendo, a los que a veces asociamos corticoides o antiinflamatorios para controlar la inflamación y el dolor del paciente. Lo fundamental en esta enfermedad es iniciar un tratamiento por un especialista de manera temprana».

2. ¿Cómo afecta la Artritis Reumatoide en Ancianos?

En la publicación Elsevier, los expertos señalan que «en la bibliografía médica internacional se considera Artritis Reumatoide (AR) del anciano la que afecta a las personas mayores de sesenta y cinco años. Este grupo poblacional es el mayoritario en las series de pacientes con AR e incluye tanto a los pacientes que desarrollan la enfermedad a partir de los sesenta y cinco años como a los enfermos crónicos que iniciaron su AR hace años».

Los investigadores explican que la Artritis Reumatoide en Ancianos puede presentar manifestaciones un tanto diferentes respecto a la que afectan a pacientes de menor edad. Aunque el «arsenal terapéutico empleado y los objetivos del tratamiento de la AR del anciano» no son muy diferentes respecto al de los pacientes más jóvenes.

El estudio indica que se emplean las mismas terapias teniendo en cuenta las características particulares de esta población, entre ellas, «el envejecimiento, que se asocia con cambios farmacocinéticos, las comorbilidades y una mayor susceptibilidad a padecer infecciones».

«La artritis reumatoide del adulto mayor, como enfermedad inflamatoria, sistémica y progresiva, afecta además a las articulaciones distales y a los órganos que comparten la presencia de tejido conjuntivo, entre ellos el aparato ocular», explican los expertos. Por eso es importante la evaluación tanto de reumatólogos y oftalmólogos en este tipo de pacientes, porque la enfermedad puede tener un impacto negativo en la salud visual del adulto mayor.

Por su parte, la reumatóloga Valera dice que antiguamente la Artritis Reumatoide era una «enfermedad muy discapacitante» y puede seguir siéndolo si no se inicia un tratamiento adecuado de la forma más temprana posible. Sin embargo, con los tratamientos que hay a disposición en la actualidad y siguiendo las indicaciones de los especialistas, esta patología puede ser una enfermedad que deje apenas secuelas en el paciente que la padece.

Artritis Reumatoide en Ancianos: es fundamental iniciar un tratamiento de forma temprana
Es fundamental iniciar un tratamiento prescrito por un especialista de manera temprana

2.1. Tratamiento Artritis Reumatoide en Ancianos

Los expertos señalan que el tratamiento para la Artritis Reumatoide en Ancianos persigue los mismos objetivos que en el paciente más joven: «la remisión de la enfermedad y el control de las manifestaciones clínicas, previniendo el daño estructural, conservando la función articular y reduciendo la morbilidad y la mortalidad asociadas».

Desde hace unas décadas, como se recoge en el artículo de Elsevier, «ha existido una tendencia hacia un tratamiento más conservador en el paciente anciano con AR empleando más los glucocorticoides (GC) y los analgésicos, y administrando menos los FAME, las terapias combinadas, los agentes biológicos y los antiinflamatorios no esteroideos (AINE) tradicionales».

Según los investigadores, en algunos ámbitos se empieza a considerar un tratamiento parecido al de los pacientes de menor edad, un tratamiento «precoz e intenso», pero sin obviar en este grupo etario la presencia de «comorbilidades, además de los cambios farmacocinéticos».

Por último, señalan que el diagnóstico diferencial de la AR del inicio en el anciano, de la Artritis Reumatoide en Ancianos, es más complicado porque se dan síntomas y signos similares a la polimialgia reumática o a las artritis cristalinas crónicas.

3. Consejos para mejorar la Artritis Reumatoide en Ancianos

La fundación Española de Reumatología explica que la Artritis Reumatoide es una enfermedad reumática crónica que se caracteriza por la afectación de las articulaciones periféricas: manos, pies, muñecas, hombros, codos, caerás y rodillas, en las que se produce dolor, hinchazón o rigidez.

Desde la fundación señalan que es muy importante establecer un diagnóstico temprano para la Artritis Reumatoide Ancianos y en el resto de grupos etarios. «El tratamiento precoz aumenta la probabilidad de controlar la inflación de las articulaciones y evitar el año de las mismas e incluso corregir la remisión de la enfermedad».

Consejos para la Artritis Reumatoide

La organización señala una serie de consejos que puedan servir para lograr una mejor calidad de vida en los pacientes que sufren esta patología, los citamos a continuación:

  • Dejar de fumar: se ha comprobado que el tabaco puede ser desencadenante de la enfermedad y los pacientes fumadores pueden responder peor a los tratamientos.
  • Dormir un número adecuado de horas para mejorar la sensación de cansancio y fatiga.
  • Realizar ejercicio físico de forma moderada ya que reduce el dolor y mejora la funcionalidad. Caminar y los ejercicios en el agua son una buena opción.
  • Seguir la dieta mediterránea y evitar aumentar de peso.
  • Buscar apoyo psicológico en caso necesario para ayudar a afrontar la enfermedad, mejorar el estado de ánimo y evitar el estrés.
  • Prestar una especial atención a las revisiones, cumplir de forma adecuada los tratamientos prescritos y controlar otros factores de riesgo.
  • Recibir información y colaboración con las asociaciones de pacientes puede ser de gran ayuda.
  • Buscar información fiable, contrastada y veraz sobre la enfermedad
  •  Consultar con tu reumatólogo de referencia cualquier duda.

En miResi sabemos que cuidar de la salud de nuestros mayores es la mejor forma de fomentar su bienestar general. Nuestro equipo trabaja para aconsejarte sobre los mejores cuidados. Si estás buscando una residencia para personas mayores y necesitas asesoramiento, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. ¡Bienvenidos a miResi!

Fuentes:

Sobre el autor

Graduada en Periodismo. Redactora de contenidos en miResi. Aprendiendo cada día sobre temas de bienestar y salud que sirvan para mejorar la calidad de vida de las personas mayores.
¿Quieres estar al tanto de las novedades en residencias y tercera edad?
¡Suscríbete a nuestro boletín de noticias!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También puedes leer...
 ¿Cómo afecta la Xerostomia en Ancianos?