¿Necesitas encontrar una residencia con urgencia? Te damos opciones en menos de 5 minutos.

BienestarNutrición

¿Cómo afecta el Meteorismo Intestinal en Ancianos?

Las molestias que sufren algunas personas relacionadas con la presencia de gas en el intestino se conoce como meteorismo. En el siguiente artículo te explicamos qué es el Meteorismo Intestinal en Ancianos y cómo afecta al adulto mayor. 

También te contamos, siguiendo los consejos de expertos en nutrición y gastroenterología, algunas recomendaciones para mitigar el dolor y las molestias causadas por la presencia de estos gases.

Como señalan los expertos, el meteorismo puede convertirse en una «afección muy frecuente y molesta, que puede ocasionar repercusiones en la calidad de vida». Por lo tanto, para controlar sus síntomas es fundamental seguir las recomendaciones higiénicodietéticos explicadas por médicos y por los especialistas.

1. Meteorismo Intestinal en Ancianos: ¿Qué es?

Cuando hablamos de Meteorismo Intestinal en Ancianos nos referíamos a las molestias que se presentan por la presencia de gas en el intestino y que también se conocen como flatulencias. Los expertos V. F Moreira y A. López del Servicio de Gastroenterología del Ramón y Cajal, señalan que el meteorismo es «un cuadro clínico debido a un exceso de gas dentro del intestino, y al aumento de la sensibilidad de las paredes de este a la distensión».

Como explican los expertos, «no existen datos concretos sobre su frecuencia, pero se sabe que es una afección muy común en la población general, que puede resultar muy molesta». El Meteorismo Intestinal en Ancianos o en pacientes de otros grupos etarios puede estar relacionado con trastornos digestivos «de tipo funcional», pero según la edad y la forma en la que aparezcan estas molestias, «podrían ser un síntoma de diferentes enfermedades'».

meteorismo en ancianos
Meteorismo Intestinal en Ancianos: puede provocar hinchazón o distensión abdominal.

Las fuentes del gas presente en el intestino son el aire tragado, la producción intestinal y la difusión desde la sangre. El primero, el aire que tragamos, es el que origina principalmente el gas presente en el estómago. En su mayor parte este gas es eructado y una parte más pequeña llega al intestino. «La mayor parte del gas intestinal, procede de la fermentación de algunos alimentos que comemos a diario, producida por la flora intestinal», indican los expertos.

Desde la sangre también pueden pasar determinados gases al intestino como el nitrógeno, el oxígeno y el dióxido de carbono al intestino. Estos gases intestinales se eliminan a través de eructos, ventosidades o difusión a la sangre. 

1.2. Síntomas, diagnóstico y tratamiento

El Meteorismo en Ancianos y en el resto de personas se manifiesta, por ejemplo, a través de la presencia de una gran cantidad de eructos. También cuando se da hinchazón o distensión abdominal. Esa sensación de llenura se acompaña de ruidos intestinales, ventosidad y dolor. Se debe a una mayor sensibilidad del intestino al gas.

Los expertos señalan que es más común que los pacientes con meteorismo tengan estos síntomas a lo largo del día: se pueden producir excesivas ventosidades, eructos frecuentes, ruidos en la tripas y notar el vientre tan hinchado que a veces la persona tiene que aflojarse la ropa.  

La nutricionista de Alimmenta Jéssica Hierro, explica que una exploración física es suficiente para hacer un diagnóstico, pero cuando la predisposición a gases es continua será necesario hacer pruebas médicas para descartar enfermedades digestivas como la intolerancia a la lactosa. Las pruebas médicas pueden ser: test de intolerancias, análisis de sangre o análisis de las heces, entre otros.

Respecto al tratamiento, Moreira y López indican que el pilar fundamental es regular la dieta y los alimentos que producen gas, es decir, los alimentos flatulentos. Es necesario controlar determinados comportamientos y hábitos a lo largo del día. Controlar nuestra rutina. 

En Saludigestivo.es explican que una de las primeras cosas que hay que hacer es cambiar nuestro hábitos alimenticios. Además, se recomienda evitar consumir alimentos flatulentos, disminuir el consumo de bebidas con gas y adaptar otras conductas en torno a la alimentación. Por ejemplo, comer despacio y masticar bien los alimentos o no hablar en exceso durante las comidas, entre otros factores.

Desde la fundación señalan que el «uso de fármacos antiflatulentos, como los derivados de la simeticona o dimeticona pueden ser útiles» y cuando el meteorismo es «síntoma de una enfermedad concreta (por ejemplo la intolerancia a la lactosa), el tratamiento deberá ser el de la enfermedad responsable (en este caso restringir la lactosa en la dieta)».

2. Meteorismo Intestinal en Ancianos: Buenos hábitos y cuidados

¿Por qué aparece el Meteorismo Intestinal en Ancianos? Puede deberse a una manifestación o síntoma de enfermedades como la intolerancia a determinados alimentos. Los expertos señalan que también puede estar asociado a «alteraciones en la flora bacteriana habitual del colon, como ocurre por ejemplo, al consumir determinados antibióticos». Otras veces puede deberse a los hábitos o conductas en torno a la alimentación, por ejemplo comer muy rápido o consumir alimentos y bebidas con gas.

El Meteorismo Intestinal en Ancianos es una afección que, si es muy frecuente, puede repercutir en la calidad de vida del adulto mayor. Por eso es importante consultar con un profesional médico y seguir las recomendaciones que el experto establezca. A continuación señalamos algunas de las razones descritas por los expertos respecto a la presencia de meteorismo:

  • Tragar demasiado aire (aerofagia) por comer deprisa o por situaciones de estrés.
  • Ingesta de alimentos ricos en hidratos de carbono no absorbibles (aumenta la fermentación en el colon), cambio brusco en la alimentación (aumento del contenido de fibra).
  • Tomar antibióticos que alteran la flora intestinal, entre otros.

Los investigadores Moreira y López subrayan que es importante entender que los pacientes que se quejan de dolor por meteorismo no experimenta un aumento en la cantidad de gas en el intestino, lo que ocurre es que el aire avanza con dificultad y hay personas que tienen mayor sensibilidad y, por lo tanto, notan más dolor cuando esto ocurre. «En realidad se trata de una percepción exagerada del gas intestinal, produciendo así reflejos dolorosos frente a pequeños aumentos de volumen. Esto explica que en ocasiones el tratamiento dietético no dé los resultados esperados».

Meteorismo en Ancianos: Es fundamental consultar con un profesional médico y seguir las recomendaciones que establezca
Es fundamental consultar con un profesional médico y seguir sus recomendaciones

2.1. Recomendaciones para evitar la acumulación de gases

A continuación citamos las recomendaciones que la nutricionista Jessica Hierro ofrece para evitar la acumulación de gases. Recomendaciones que pueden ser útiles para mitigar el malestar producido por Meteorismo Intestinal en Ancianos:

  • Comer despacio y masticar bien los alimentos.
  • Cocinar con técnicas suaves como hervido, vapor, horno o papillote evitando fritos y rebozados.
  • Evitar bebidas con gas y moderar el consumo de líquidos durante las comidas.
  • Controlar los alimentos flatulentos y evitarlos: cebolla, pimiento, col, coliflor, las alcachofas o la lechuga.
  • Evita hablar o tener situaciones de estrés mientras estás comiendo. Intenta comer en un ambiente tranquilo y sin interferencias.
  • Evitar comidas copiosas, muy condimentadas o fuertes. Así como alimentos grasos.
  •  Modera la ingesta de fibra.
  • Si tienes sospecha de que la leche puede ser la causante de los gases, restringe su consumo durante unos días, pero no excluyas los lácteos de tu dieta de forma permanente sin un diagnóstico médico.
  • Si notamos molestias después de consumir legumbres, puedes pasarlas triturarlas para eliminar los hollejos.
  • Cocinar las legumbres con verduras, arroz y/o patatas pero sin alimentos grasos de origen animal (morcilla, chorizo, etc.)
  • Evitar o moderar las verduras flatulentas: alcachofas, col, coliflor, brócoli, coles de Bruselas, pimiento, pepino, rábanos y rabanetas, cebolla, puerros y ajos.
  • Evitar el café y té fuertes, bebidas con gas y bebidas alcohólicas de baja graduación (cerveza, vinos de mesa, sidra).
  • Tomar infusiones carminativas: menta, anís, salvia, hinojo, comino, etc.
  • Evitar los alimentos o platos muy grasos: fritos, rebozados, guisos y bollería grasas, etc.
  • Los alimentos que no llevan azúcar y sí sorbitol que se emplea mucho como edulcorante (en chicles, etc.…), pueden producir más gases, e incluso diarrea.
Meteorismo Intestinal en Ancianos: Controlar la alimentación
Meteorismo Intestinal en Ancianos: Controlar la alimentación

Los expertos del Hospital Universitario Infanta Elena señalan que el meteorismo es un problema en el que el abdomen se siente lleno debido a una sensación de exceso de gases intestinales. La mayoría de ellos se deben a aerofagia o a tragar aire de forma inconsciente. 

Siguiendo la línea de recomendaciones, desde el centro indican que se debe «intentar masticar y ensalivar mucho los alimentos, hasta hacerlos papillas y hacer algunos cambios en la dieta». Y aconsejan disminuir en la dieta los siguientes alimentos:

  • Legumbres: Habas, alubias, garbanzos, lentejas, guisantes… (puede tomarlas en purés o bien pasadas por el colador).
  • Verduras: Col, coliflor, coles de Bruselas, repollo, nabos, cebolla cruda, patatas, rábanos.
  • Frutas: pasas, albaricoque, ciruela, plátano.
  • Cereales: cereales integrales, arroz, pan y harinas integrales.
  • Miscelánea: chocolate, bebidas gaseosas, refrescos de cola, cerveza, vino tinto.
  • No tome más de un vaso de leche al día.
  • Disminuya el consumo de yogurt y quesos frescos.
  • Evite el azúcar y utilice sacarina en su lugar.
  • Tome preferentemente frutas maduras y peladas: melocotón, piña, manzana, pera, melón, sandía, kiwi…
  • Limite el uso de tomate, apio y zanahoria en las ensaladas. El tomate tómelo preferentemente pelado.

Y recomienda que se puede tomar:

  • Puede tomar todo tipo de zumos de frutas naturales y sin gas.
  • Una vez por semana puede tomar menestra o panaché de verduras.
  • Pan:150 gramos al día.
  • Carnes (ternera, pollo, pavo, cordero) y pescados.
  • Cocine asado o cocido, evitando fritos y rebozados.
  • Puede tomar huevos escalfados, pasado por agua, duro o en tortilla, evite el frito.
  • Condimente preferentemente con aceite de oliva y con poco vinagre.

2.2. Hábitos y cuidados generales

Los expertos V. F Moreira y A. López del Servicio de Gastroenterología del Ramón y Cajal señalan algunas pautas que ayudarán a disminuir las molestias y a mejorar la calidad de vida. Sus recomendaciones pueden ser útiles para disminuir el malestar ocasionadas por el Meteorismo Intestinal en Ancianos. A continuación te indicamos los consejos señalados por los médicos: 

  • Es preferible no fumar; los chicles y caramelos, sobre todo sin azúcar, pueden aumentar los síntomas.
  •  Se debe mantener una higiene bucal adecuada.
  •  A veces se puede tener la costumbre inadvertida de tragar aire (tragos secos) en situaciones de nerviosismo: es preciso evitar esto.
  • Es importante beber y comer despacio, masticando bien; no se debe hablar excesivamente durante la comida
  • Las bebidas con gas o carbonatadas aumentan el meteorismo; no se debe beber en posición acostada, ni acostarse inmediatamente después de comer.
  • Si se producen muchos eructos, puede suceder que antes de eructar, se aspire aire, por lo que se debe expeler al exterior antes de que alcance el estómago; esto pasa sobre todo cuando se está nervioso o bajo cualquier estrés, pero si no se traga aire, no se tendrán estas molestias.
  • Cuando se nota mayor distensión del vientre, con dolor más intenso, aplicar calor local (manta eléctrica, etc.), y situar el cuerpo reclinado hacia delante (incluso de rodillas apoyado en los codos).
  •  Evitar y controlar el estreñimiento y hacer ejercicio físico como salir a andar o dar un paseo.

El envejecimiento en ocasiones conlleva dificultades. Ciertas patologías pueden acarrear situaciones de dependencia en las que las personas mayores necesitan atenciones especiales y específicas. En miResi trabajamos con una amplia red de residencias que cuenta con los servicios y los cuidados necesarios para la tercera edad.

Sabemos que buscar una residencia para tu familiar puede ser un proceso difícil. Por eso ponemos a tu alcance atención personalizada, gratuita y sin compromiso. Nuestro equipo de asesoramiento puede ayudarte a tomar la mejor decisión posible. ¡Bienvenidos a miResi!

Fuentes:

Sobre el autor

Graduada en Periodismo. Redactora de contenidos en miResi. Aprendiendo cada día sobre temas de bienestar y salud que sirvan para mejorar la calidad de vida de las personas mayores.
¿Quieres estar al tanto de las novedades en residencias y tercera edad?
¡Suscríbete a nuestro boletín de noticias!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También puedes leer...
¿Cómo afecta la Respiracion Sibilante en Ancianos?