¿Necesitas encontrar una residencia con urgencia? Te damos opciones en menos de 5 minutos.

BienestarPatologías

Rompe Mitos Sobre el Autismo en Ancianos

El espectro autista es una condición en la que vive un porcentaje de personas que no tiene las mismas rutinas comunicacionales que el resto. La falta de conocimiento sobre el autismo provoca situaciones complicadas. Por ello, desde miResi queremos informar sobre qué es y qué no es el autismo en ancianos.

1. Qué es y qué no es el autismo en ancianos

El autismo es un trastorno en el desarrollo que crea conductas atípicas en las personas en el espectro autista. Es debido a un parón en el desarrollo cerebral que hace que la realidad comunicacional y de razonamiento del mayor sea divergente. Los procesos sociales y comunicacionales no son los mismos que los de las personas fuera del espectro (neuronormativas); las personas con autismo pueden presentar dificultades a la hora de comprender expresiones hechas, bromas o analizar sentimientos. Por lo tanto, los mayores dentro del espectro autista no codifican el lenguaje verbal y no verbal igual que lo haría una persona neuronormativa.

Este es un escenario que se plantea desde la infancia, si bien es cierto que los síntomas pueden aumentar en intensidad y colisionar con el deterioro propio de la edad. La capacidad visual, el oído y el entendimiento, en general, disminuyen y vuelven más complicada la comunicación.

De la misma forma, una mala condición física (por razones naturales o por sedentarismo) puede incentivar que los mayores no creen redes sociales en su entorno más cercano porque decidan quedarse en casa. Esto es algo que hay que evitar.

Por otra parte, es sencillo que los mayores desarrollen problemas de salud mental por su situación y su relación con el mundo. Las depresiones, los episodios de ansiedad o los complejos son comunes en situaciones de tanta vulnerabilidad. 

Otro escenario posible es que las personas ancianas se aislen. Ocasionalmente, las personas de la tercera edad se distancian de la gente por miedo o pereza a socializar.

También es cierto que los mayores experimentan una reducción de la estereotipias y la hiperactividad a medida que crecen. Su vida es mucho más tranquila y se siente en su relación con la ansiedad.

Mujer con autismo en ancianos
Existen terapias psicológicas concretas para el autismo

2. ¿Cómo se manifiesta el autismo en ancianos?

Los síntomas que presentan los mayores son los mismos que se presentan en todas las edades. Normalmente, el autismo se desarrolla en la infancia, pudiendo ir a más la intensidad de los síntomas. 

La sintomatología es bien conocida, lo cual permite identificar a las personas en el espectro fácilmente. Aún así, solo un profesional del mundo de la neurología, la psiquiatría y la psicología puede confirmar la condición de la persona.

Estos son los síntomas que presentan las personas en el espectro autista:

  1. Aislamiento social.
  2. Dificultad para articular discursos y comunicarse.
  3. Rutinas fijas y repetición constante de movimientos (obsesión con la repetición constante de rutinas y por colocar los objetos en un orden determinado).
  4. Incapacidad para entender el lenguaje no verbal de terceras personas.
  5. No comprender juegos de palabras y frases hechas.
  6. Repetición compulsiva de palabras o frases con un significado trascendental para el mayor.
  7. Hiperactividad y déficit de atención.
  8. Fijación con objetos que tengan un significado importante para él.

La revisión sanitaria se debe realizar en el momento en el que se vean estas conductas en cualquier miembro de la familia (esta suele ser la infancia). El examen tiene dos dimensiones: la física y la neurológica.

Hay que comprobar que los síntomas similares a los del autismo no son producidos por problemas de audición y/o visión. Una vez se ha comprobado que la persona no presenta ninguna disminución en los sentidos, se pasa a analizar sus facultades sociales y comunicaciones. Para ello, hay que medir sus reacciones ante distintos estímulos y compararlo con su estado de ánimo y actitud cuando se encuentra completamente solo.

3. ¿Dónde está el origen del autismo?

Lo cierto es que no se conoce la causa exacta que origina el autismo. Se piensa que es una cuestión genética, pero no hay un conocimiento sólido en este ámbito. Lo que sí se sabe es que el desarrollo del cerebro no es el mismo que en niños fuera del espectro. Las conexiones neuronales no son las adecuadas para que haya una comunicación entre estas.

Sea cual sea la causa, lo que sí sabemos es que no se puede evitar. El autismo es una condición que no se puede prevenir (aunque sí se puede aminorar el avance de los síntomas con el tratamiento temprano). 

4. ¿Cómo debo tratar a una persona mayor en el espectro autista?

Lo primero que hay que tener en cuenta es que esta es una situación completamente normal. Los mayores desarrollan su vida de una forma diferente, pero no hay ningún problema en ello. 

La primera dimensión que hay que tener en cuenta es cómo relacionarse con personas en el espectro autista. No es necesario hacer grandes esfuerzos para hablar con una persona con autismo. Lo único que tenemos que priorizar es que este se sienta cómodo. Los juegos de palabras o los dobles sentidos pueden ser un problema para la persona con autismo, por lo que conviene ser claro y directo al hablar.

El tiempo libre del mayor se ve influenciado con su relación respecto al medio y las personas que le rodean. Los mayores dentro del espectro autista deben disponer de espacios seguros en los que se sientan cómodos. También hay que tener en cuenta que los mayores se cansan antes. Su vitalidad no es la misma que cuando tenían 20 años. Por eso, hay que buscar actividades que les sean sencillas, accesibles y entretenidas. Es necesario adaptar las actividades a sus capacidades concretas.

Mujer con autismo en ancianos
Anciana en una residencia especializada en tratamiento del autismo

5. ¿Existe un tratamiento para el autismo en ancianos?

Los tratamientos son diversos y se pueden complementar unos a otros. El acompañamiento de especialistas es imprescindible desde una edad muy temprana: psicólogos, educadores sociales, terapeutas ocupacionales y logopedas.

Algo que está muy implantado en el tratamiento de personas ancianas en el espectro autista es la terapia ocupacional. Esta permite, mediante actividades dinámicas y entretenidas como los juegos de habilidad o los talleres de jardinería, por ejemplo, que los mayores mejoren en aquellos campos en los que han perdido facultades. Por ello, es muy importante tener un envejecimiento activo en el que la actividad física y mental sean constantes.

Por otra parte, es posible que los especialistas pueden recomendar un tratamiento farmacológico. Lo normal es que la receta consista en antipsicóticos y antidepresivos. Se ha comprobado que este tipo de tratamientos pueden comportar a la larga problemas intestinales e inestabilidad mental, por lo que muchas familias no los toman como primera opción.

6. ¿Hay residencias especializadas en residentes en el espectro autista? 

Claro, existen residencias especializadas en salud mental. Estas se encargan de dar los mejores cuidados de la mano de especialistas en el sector de la psiquiatría, la psicología y la neurología.

En estos centros se desarrollan terapias concretas para desarrollar sus capacidades y hacer su estancia en las residencias mucho más amena. La terapia ocupacional es un gran ejemplo de cómo se trabaja con los mayores para que recuperen sus capacidades emocionales y cognitivas, al mismo tiempo que socializan con el resto de residentes.

Como hemos visto, las personas en el espectro autista pueden convivir con el resto sin problema. Eso sí, hay que tener en cuenta que sus capacidades sociales son atípicas, por lo que hay que tener cuidado con ciertas conductas. ¡Seguro que entre todos podemos hacer su vida mucho más cómoda!

Fuentes:

Sobre el autor

Periodista y estudiante de Geografía e Historia. Actualmente redactor en miResi con el objetivo de contar historias de interés social. “El pasado es la mejor forma de acceder a la realidad del presente”
¿Quieres estar al tanto de las novedades en residencias y tercera edad?
¡Suscríbete a nuestro boletín de noticias!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También puedes leer...
Guía Completa 2022: Normativa de Residencias en Cataluña