¿Necesitas encontrar una residencia con urgencia? Te damos opciones en menos de 5 minutos.

BienestarEnvejecimiento

¿Cómo afecta el Bruxismo en Personas Mayores?

Antes de hablar sobre el Bruxismo en Personas Mayores tenemos que saber qué es esta dolencia. En términos generales, el bruxismo es un trastorno que provoca que la persona que lo padezca apriete la mandíbula o rechine y cruja los dientes de manera involuntaria. Y lo hace sin ser consciente muchas veces de estar realizando estos movimientos bucales.

En miResi hemos redactado el siguiente post para contarte cómo afecta el Bruxismo en Personas Mayores. Te explicamos algunos ejercicios para mitigar la tensión que produce esta parafunción mandibular.

Encontrar una residencia para personas mayores puede convertirse en una tarea complicada. A través de nuestro servicio gratuito podrás ver la variedad de ofertas que hay a disposición y elegir la que mejor se adapte a tus necesidades. 

1. ¿Qué es el Bruxismo?

El Bruxismo en Personas Mayores y en el resto de grupos etarios hace referencia a una parafunción o hábito que consiste en el rechinamiento o chasquido de los dientes. El rechinamiento se da porque la personas aprieta fuertemente la mandíbula. Lo cual provoca que la superficie dental sufra un desgaste o deterioro.

En EFESalud explican que el bruxismo puede ser de origen espontáneo o primario. O bien, puede estar vinculado a otras enfermedades y ser un bruxismo secundario.

  • En el bruxismo primario no hay una causa definida ni se debe a otras patologías concretas. Suele estar vinculado a la tensión o al estrés.
  • En el bruxismo secundario sí se conoce el origen porque suele estar asociado a otras enfermedades, por ejemplo, a patologías neurológicas como la enfermedad de Parkinson. 

Podemos diferenciar dos tipos de bruxismo según el momento del día en que esté presente. Y distinguir entre el bruxismo diurno y el bruxismo nocturno:

  • El diurno se produce durante el día y se tiende a apretar los dientes, pero rara vez se rechinan.
  • En el nocturno se dan los dos movimientos: se aprieta los dientes y la mandíbula y también se rechinan los dientes.

En Farmatoledo 34 señalan que el bruxismo puede ser céntrico, es decir, cuando se aprieta la dentadura superior con la inferior pero sin ningún movimiento lateral. O bien ser excéntrico, que es en el que se produce el movimiento lateral y se aprietan los dientes uno contra otro. 

El diagnóstico es clave para controlar el Bruxismo en Personas Mayores
El diagnóstico es clave para controlar el Bruxismo en Personas Mayores

1.1. Síntomas del Bruxismo

No existe una causa concreta por la que el bruxismo aparezca, pero sí existen diversos factores que hacen que las personas, entre ellos los adultos mayores, puedan padecer esta anomalía.

Algunos factores de riesgo para sufrir alteraciones en la mandíbula pueden ser tener estrés o ansiedad o el exceso de alcohol y cafeína. También factores genéticos y familiares. O el abuso de sustancias tóxicas.

¿Qué nota una persona con bruxismo? Como explica el fisioterapeuta Marcos Sacristán la disfunción de la articulación temporomandibular puede causar:

  • Dolor local en la mandíbula.
  • Dolor de dientes.
  • Dolor de oído.
  • Dolor de cabeza.
  • Dificultad para abrir la boca.

Desde EFESalud indican que: «Este rechinamiento involuntario, inducido, puede provocar un dolor en los músculos del oído, en el cuello, y en la mandíbula; y no es extraño que ocasione cefalea tensional. Además, ocasiona desgaste dentario y sangrado en las encías. También, al aumentar y endurecer los músculos maseteros, el bruxismo puede llegar a modificar la fisonomía facial».

Los expertos señalan que la persona con esta parafunción puede notar que al levantarse siente los dientes más «presentes» de lo normal. También puede notar alteraciones en la mordida, sensibilidad, retracción de las encías y trastornos en las alteraciones mandibulares como notar un clic al abrir la boca.

2. Tratamiento para el Bruxismo

El tratamiento más común son las férulas de descarga que el dentista aplica a medida de cada paciente, no tanto para terminar con la enfermedad, sino para mitigar el dolor de cabeza o el desgaste y tensión mandibular. Las férulas de descarga pueden corregir los síntomas del bruxismo.  

Uno de los problemas más graves al no corregir el bruxismo es que las estructuras dentarias se empiezan a desgastar. Puede afectar al cóndilo mandibular y al menisco, ya que la parafunción o el hecho de apretar con fuerza los dientes puede llevar a inflamación y desgaste.

Lo ideal, como explica la odontóloga Catalina Ochoa en Topdoctors.com, es «realizarse una placa de bruxismo para parar la parafunción y para que no continúe este desgaste dentario». Cuando hablamos de parafunción nos referimos a los movimientos mandibulares que se realizan sin un propósito funcional, por ejemplo, masticar chicle o morderse las uñas.

Ochoa menciona que para tratar el bruxismo hay varias alternativas. Por ejemplo, si el bruxismo es leve, se puede mandar al paciente una placa para dormir y proteger de esta manera que no haya tanto desgaste de los dientes. Así, al mismo tiempo se cambia la memoria de los músculos que han estado en continúo forcejeo. Y cuando el paciente tiene bruxismo muy severo, indica Ochoa, puede usarse botox porque hace que «los músculos de la mandíbula se debiliten y así el paciente no tiene tanta fuerza para desgastar sus dientes».

2.1. Mitigar el Bruxismo en Personas Mayores

Los expertos de la Clinica Ocampo indica que los casos leves de bruxismo a veces no requieren tratamiento, pero los síntomas más severos pueden causar problemas a largo plazo. El tratamiento del bruxismo a menudo consiste en encontrar el origen del problema.

Por ejemplo, si un trastorno del sueño puede ser la raíz de la afección, es bueno contactar con un especialista para hacer una estudio de sueño. Desde la Clínica Ocampo señalan que «se ha demostrado que los tratamientos para la apnea obstructiva del sueño reducen drásticamente la prevalencia del bruxismo».

¿Qué otros tratamientos pueden contribuir a mitigar los síntomas del bruxismo? Desde la misma clínica explican que tratar algunos factores de riesgo del bruxismo como la ansiedad, el estrés o trastornos del estado de ánimo pueden contribuir de manera positiva a aliviar sus síntomas. Los consejos de la clínica son: 

  •  Controlar el estrés. Las técnicas de relajación pueden ayudar a aliviar posibles emociones intensas que provocan que apriete o rechine los dientes como respuesta.
  • La terapia conductual. Por ejemplo, practicar las posiciones adecuadas de la mandíbula y la boca, puede ayudar a dejar de rechinar los dientes.
  • Los medicamentos como los relajantes musculares tomados antes de dormir pueden ayudar a reducir la probabilidad de tensión muscular de la mandíbula.

Es fundamental hablar con el dentista para encontrar soluciones a esta patología. Hay odontólogos que recomiendan un aparato dental para evitar rechinar los dientes o el desgaste de los mismos y las férulas y los protectores bucales suelen ser la forma más recomendada para controlar el bruxismo.

Hay odontólogos que recomiendan un aparato dental para evitar rechinar los dientes
Aparato dental para evitar el rechinamiento por bruxismo

En Mayo Clinic explican que las férulas y los protectores bucales, al igual que la corrección dental, son dos de los abordajes odontológicos habituales para tratar el bruxismo. Y advierten de que «si bien estos métodos pueden evitar o corregir el desgaste de los dientes, no detendrán el bruxismo».

  • Férulas y protectores bucales. Están diseñados para mantener los dientes separados para evitar el daño causado al apretar o rechinar los dientes. Pueden estar hechos de acrílico duro o de materiales blandos para ajustarse a los dientes superiores e inferiores.
  • Corrección dental. En casos graves como cuando el desgaste del diente ha provocado sensibilidad o incapacidad para masticar de manera adecuada, el dentista puede tener que remodelar las superficies de masticación de los dientes o colocar coronas para reparar el daño.

3. El Bruxismo en Personas Mayores

El bruxismo se puede presentar en diversas edades, pero hay estudios que se han centrado en los efectos del Bruxismo en Personas Mayores. Es necesario conocer la fisiopatología del bruxismo en pacientes adultos mayores para hacer un correcto diagnóstico.

Con el paso de la edad y el envejecimiento es natural tener determinados desgastes bucales, pero el bruxismo es un desgaste destructivo de los órganos dentarios que puede provocar en el adulto mayor, entre otras cosas: deterioro de los dientes, daño periodontal o luxación condilar (dificultad de poder cerrar la boca).

Recomendaciones que la doctora Catalina Ochoa señala para no caer en bruxismo y que pueden ayudar al adulto mayor:  

  • Usar una almohada más bien plana para que el paciente no haga tensión con sus cervicales teniendo más tensión sobre los músculos de la masticación.
  • Antes de irse a la cama, encontrar un modo de estar tranquilo antes de dormir. 
  • Cuando el paciente tiene bruxismo lo ideal es que no coma chicle, porque hace elongar los músculos de las masticación y ejercitarlos cuando deberían estar en relajación.
Existen estudios centrados en los efectos del Bruxismo en Personas Mayores.
Hay estudios centrados en los efectos del Bruxismo en Personas Mayores.

3.1.Riesgos asociados al Bruxismo en Personas Mayores

En un estudio sobre Bruxismo en Personas Mayores el estomatólogo Juan Cardentey explica que «el bruxismo representa una de las alteraciones parafuncionales más prevalentes, complejas y destructivas de los desórdenes de la cavidad bucal en adultos mayores».

Entre las variables que afectan a la aparición del bruxismo en adultos mayores predominó el hábito tabáquico, por lo que se establece como un factor de riesgo. Cardentey explica que «el tabaquismo posee efectos como potencial factor de riesgo de bruxismo, al estimular el sistema nervioso central aumenta la actividad electromiográfica de la musculatura masticatoria y desencadena episodios de bruxismo».

Otra de las variables relacionada con el bruxismo en personas mayores es la presencia de interferencias oclusales. Las interferencias oclusales son un factor de riesgo de diversos trastornos disfuncionales del aparato estomatognático o aparato masticador.

Un alto porcentaje de pacientes del estudio presentaron maloclusiones. ¿Qué son las maloclusiones? Desde el blog de Topdoctors.es explican que «es la incorrecta alineación de los dientes» y que «cuando una persona sufre maloclusión dental, las piezas dentales superiores no encajan en la mordida de manera adecuada con las inferiores». Por último, el especialista Juan Cardentey indica que en otras investigaciones los pacientes también pueden presentar «guía anterior disfuncional unido a signos y síntomas de bruxismo».

4. Ejercicios para el Bruxismo

El fisioterapeuta Marcos Sacristán dice que la articulación temporomandibular nos permite realizar una combinación de movimiento de bisagra y deslizamiento. Esto tiene una repercusión muy importante en la vida del ser humano porque contribuyen a funciones imprescindibles como comer, respirar y hablar.

En su canal Fisioterapia a tu alcance indica algunos ejercicios que pueden ayudar a mitigar el dolor y la tensión provocados por el bruxismo. Ejercicios que están al alcance de la mayoría de personas que padezcan esta patología, entre ellas, las personas mayores.  

Son ejercicios que recomienda aplicar con la mandíbula relajada y la boca entreabierta y lo primero que se debe hacer es identificar el arco cigomático. Los ejercicios constan de unas diez repeticiones y los masajes se pueden realizar varias veces al día y los días que se quiera, lo importante es encontrar alivio al aplicarlos en la articulación temporomandibular.

Los movimientos se aplican en torno al músculo masetero y el músculo temporal. Te recomendamos la visualización del vídeo para que puedas realizar los ejercicios a través de las indicaciones de Sacristán.

Vídeo para realizar los ejercicios a través de las indicaciones de Marcos Sacristán

El envejecimiento en ocasiones conlleva dificultades. Ciertas patologías pueden acarrear situaciones de dependencia en las que las personas mayores necesitan atenciones especiales y específicas. En miResi trabajamos con una amplia red de residencias que cuenta con los servicios y los cuidados necesarios para la tercera edad.

Sabemos que buscar una residencia para tu familiar puede ser un proceso difícil. Por eso ponemos a tu alcance atención personalizada, gratuita y sin compromiso. Nuestro equipo de asesoramiento puede ayudarte a tomar la mejor decisión posible. ¡Bienvenidos a miResi!

Fuentes:

Sobre el autor

Graduada en Periodismo. Redactora de contenidos en miResi. Aprendiendo cada día sobre temas de bienestar y salud que sirvan para mejorar la calidad de vida de las personas mayores.
¿Quieres estar al tanto de las novedades en residencias y tercera edad?
¡Suscríbete a nuestro boletín de noticias!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También puedes leer...
Descubre Cómo Solicitar la Ayuda a la Dependencia en Asturias