¿Necesitas encontrar una residencia con urgencia? Te damos opciones en menos de 5 minutos.

Patologías

Caídas en Ancianos: Causas, Consecuencias y Prevención

Las caídas en ancianos son muy frecuentes dado el envejecimiento de nuestra sociedad y los problemas que esto acarrea. De hecho, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), las caídas son la segunda causa de mortalidad por traumatismo involuntario a nivel mundial. Además añade que, en la mayoría de los casos, quienes las sufren tienen más de 60 años. 

Cada año se producen en torno a 684.000 caídas mortales. En añadido, 37,3 millones de caídas tienen la suficiente gravedad como para necesitar de atención médica. 

En este artículo conoceremos cuáles son los factores de riesgo, consecuencias y manera de prevenir una caída.

Si tu ser querido sufre caídas con frecuencia y su grado de dependencia, es cada vez mayor, miResi puede ayudarte. Trabajamos con las mejores residencias para asesorarte de manera personalizada. Sabemos que es una decisión complicada y por ello queremos dejar a tu alcance las mejores opciones. Nuestro equipo de asesores te ayudará de forma gratuita y sin ningún tipo de compromiso. ¡Contacta con nosotros, estaremos a tu lado cuando más nos necesites!

1. ¿Qué son las caídas en ancianos?

Las caídas se definen como la consecuencia de cualquier acto que precipite a una persona al suelo involuntariamente. Suele darse por un desequilibrio y en adultos mayores causar escenarios clínicos que aumentan la dependencia del mayor.

Tristemente es un problema que en edades avanzadas, una vez se da, tiende a repetirse. Por ello, ser previsibles y cuidadosos nos ayudará a evitar estos percances. Una caída en personas jóvenes puede quedar en un simple susto. Sin embargo, las caídas en ancianos pueden causar daños irreparables de todo tipo, y su tiempo de recuperación es mucho mayor.

Caídas en ancianos

2. ¿Por qué se producen las caídas en ancianos?

Las caídas en ancianos pueden darse por una patología subyacente o por factores del entorno y la movilidad que provoquen el desequilibrio. Son principales causas son las siguientes:

2.1. Causadas por enfermedades

Existen múltiples enfermedades que pueden aumentar el riesgo de sufrir una caída. En contraposición, la toma de fármacos fuertes también pueden causar mareos llevando a personas de edad avanzada a precipitarse contra el suelo. Las principales patologías que causan caídas en ancianos son las siguientes:

2.1.1. Enfermedades cardiovasculares

Las enfermedades cardiovasculares pueden provocar síncopes y mareos causantes de desequilibrios y caídas. Las más frecuentes son las arritmias, la embolia pulmonar, el infarto del miocardio o problemas de presión arterial entre otras.

2.1.2. Problemas neurológicos

Los trastornos neurológicos que pueden generar caídas en ancianos son el parkinson, la epilepsia, accidentes vasculares encefálicos, el ataque isquémico transitorio entre otros.

2.1.3. Problemas articulares

Algunos problemas del sistema motor que contribuyen a la aparición de caídas en ancianos son la artritis, la artrosis, los pies hinchados, osteoporosis o la osteomalacia entre otros.

2.1.4. Otras patologías

Estas pueden ser la anemia, las hipoglucemias, síncopes neurovegetativos, intoxicaciones, problemas de tiroides o infecciones entre otras patologías.

2.2. Causadas por el entorno y la movilidad

Las principales causas de caídas ancianos que no tienen que ver con patologías sino con el entorno son:

2.2.1. Mascotas

Las mascotas tales como perros o gatos, pueden cruzarse en el paso del mayor provocando su inmediato desequilibrio.

2.2.2. Falta de luz

La falta de iluminación impide la correcta visibilidad del mayor. Esto puede generar múltiples peligros en el día a día. Por ello, colocar interruptores, linternas y ventanas en la vivienda de las personas ancianas es de vital importancia.

2.2.3. Cableado

La existencia de cables que estorben o traben el paso, resulta tremendamente peligroso. Anclar los cables a la pared ayudará a evitar caídas en ancianos.

2.2.4. Objetos o muebles

En el hogar del mayor pueden existir muebles u objetos que intercedan en el correcto paso. Mantener los pasillos y zonas de afluencia despejados evitará las caídas en ancianos.

2.2.5. Alturas del suelo

Los salones a doble altura, los escalones y peldaños suponen un riesgo para la estabilidad de nuestros mayores. Es importante que estén bien señalizados y de ser posible suavizar las alturas con una pequeña rampa o un escalón intermedio.

2.2.6. Terreno

Salir al exterior, ya sea para ir al banco, a la compra o para pasear, supone un cambio constante en el terreno que se pisa. Las personas mayores deben llevar un especial cuidado y en caso de ser necesario emplear bastones o andadores que reduzcan el riesgo de sufrir caídas.

2.2.7. Factores ambientales

Los fuertes vientos, la lluvia o la nieve pueden provocar el desequilibrio del mayor. En el caso de la lluvia y la nieve, se da por inestabilidad del terreno. El calor excesivo también puede provocar caídas fruto del mareo.

3. Consecuencias de las caídas en ancianos

La Clínica Universidad de Navarra afirma que el 75% de las caídas se producen en personas mayores de 65 años. Dado que son un sector de la población más débil, se entiende que las consecuencias de una caída serán más graves que en una persona joven.  

Las caídas en ancianos llevan consigo tres tipos de consecuencias para el mayor y sus familiares:

3.1. Consecuencias físicas

Las secuelas físicas provocadas por una caída en ancianos pueden aparecer de inmediato, como en el caso de una fractura u otro tipo de lesiones; o pasado el tiempo, como la artritis. Existen lesiones leves como un simple hematoma o graves como una rotura de cadera o un traumatismo craneal que pueden llevar a la muerte.

Son las más evidentes y deben tratarse con un médico lo antes posible.

3.2. Consecuencias psicológicas

Las caídas en ancianos pueden desembocar en consecuencias psicológicas que agraven el grado de dependencia del individuo. La aparición de miedo, estrés o depresión son comunes tras una caída. Los mayores se cercioran de que han perdido capacidades como la fuerza o el equilibrio y eso puede llevar a la frustración.

3.3. Consecuencias económicas

Una lesión supone una serie de consecuencias económicas muy serias, sobre todo en personas mayores. Es evidente que lo primero es la salud de las personas y que uno hace lo que está en su mano para ayudar a un ser querido.

Algunos gastos que surgen fruto de las caídas en ancianos son: medicamentos, hospitales, la cirugía, material ortopédico, rehabilitación; por no hablar de acondicionamiento del hogar, cuidados a domicilio, residencias, etc.

4. ¿Cómo evitar las caídas en ancianos?

Las personas mayores tienen un riesgo mayor de sufrir tropiezos o caídas a lo largo de su día. Dichos infortunios pueden darse en cualquier lugar, incluso en la propia vivienda. 

Aunque, una caída puede quedar en un simple susto, en otras ocasiones, puede suponer una consecuencia médica grave. Para evitar estas caídas deben tratarse, por un lado factores de su entorno y por otro factores de su comportamiento.

4.1. ¿Cómo evitar las caídas en casa?

La vivienda es el lugar de estancia habitual de las personas mayores. Por lo tanto, es importante hacer que sea lo más segura posible. Para ello deben realizarse una serie de modificaciones y cambios en el entorno: 

  • Retirar todo peligro que pueda dificultar el paso, aun con mayor detalle, en los casos de personas con movilidad reducida. Cables, macetas, alfombras que puedan doblarse o cajas son algunos de los elementos que podrían entorpecer el paso. 
  • En casa con suelos a doble altura o con escalones pronunciados, se recomienda emparejar las distintas alturas. Pueden colocarse pequeñas rampas o bien escalones intermedios que ayuden a subir y bajar de forma suave. 
  • La luz es otro de los factores a tener en cuenta en la prevención de caídas. Lugares de tránsito como el recorrido de la habitación al cuarto de baño deben estar bien iluminados. Esto se debe a que son trayectos que se realizan de noche cuando las personas se encuentran más cansadas y aumenta el nivel de riesgo. 
  • A la hora de reorganizar la casa es importante mantener todos los elementos de uso habitual al alcance de su usuario.
  • Las mascotas del hogar pueden cruzarse en el paso con facilidad provocando a sus dueños tropiezos de lo más inesperados. Por lo que limitar su paso o buscarles un nuevo hogar puede ser una buena idea.
  • En lo referente al calzado, se recomienda el uso de suelas de caucho, debido a su buena fricción que evita resbalones y deslices. 
  • Las caídas desde la cama al suelo son frecuentes en personas mayores con principio de sonambulismo. existen productos como vallas que ejercen de límite en la cama para evitar este tipo de caídas.

4.2. ¿Cómo evitar las caídas fuera de casa?

Además de en la vivienda, las personas mayores salen de casa para realizar tareas como ir a la compra, ir al banco, a la farmacia o a la peluquería. Cuando salgan de casa deben de prestar especial cuidado y seguir los siguientes consejos para evitar caídas: 

  • Evitar suelos mojados o helados, o terrenos abruptos y en caso de ser necesario, utilizar el bastón o caminador si se da el caso. 
  • En lo referente al calzado, se recomienda el uso de suelas de caucho, debido a su buena fricción que evita resbalones. 
  • A la hora de emplear el caminador es fundamental adherir un pequeño bolsillo o cesta con la documentación necesaria, el teléfono móvil y el resto de elementos que se precisen. 
  • Si la persona consume medicamentos debe asegurarse de que no produzcan mareos, y de ser el caso, informar a su médico de confianza. 
  • Se recomienda evitar zonas con mucho tráfico de personas. En zonas muy concurridas del centro de grandes ciudades es más fácil chocarse contra otra persona.

Por último, una musculatura débil dificulta la realización de acciones cotidianas como ponerse de pie o mantener el equilibrio. Es por ello que se recomienda, en la medida de lo posible, realizar ejercicios que ayuden a incrementar su fuerza y el equilibrio. Para saber más sobre rutinas de ejercicio físico para ancianos, les recomendamos la siguiente lectura.

5. ¿Cómo levantar a un anciano tras una caída?

Existen una serie de consejos a la hora de levantar a un mayor del suelo tras una caída. Debemos entender que las caídas en ancianos pueden causar lesiones de muy diversos niveles de gravedad. Los pasos a seguir son los siguientes:

  1. Tranquilizar a la persona con un tono cariñoso y empático. Nunca hay que poner al mayor más alterado de lo que está tras una caída.
  2. Analizar si existe alguna lesión en el individuo.
  3. En caso de lesión evidente, no se debe mover al mayor. Llamaremos a emergencias para que asistan al lugar del accidente.
  4. En caso de no percibirse lesión, procederemos a levantar al mayor de una forma pausada y segura
  5. Para levantar al mayor, debemos asegurarnos de que mantenga la espalda recta y guiarle para que pueda levantarse mediante el uso de sus extremidades. Podemos utilizar una silla para que no pase de tumbado a de pie en un movimiento.

Si la persona mayor afectada se encuentra inconsciente o no se mueve absolutamente nada, hay que llamar a emergencias de inmediato.

Caídas en ancianos

6. ¿Qué hacer si aumenta la dependencia del mayor?

La vejez lleva consigo una serie de complicación es que pueden aumentar el grado de dependencia de una persona. Y es que, conforme pasan los años la aparición de lesiones y patologías se hace más frecuente. Cuando las personas mayores no pueden valerse por sí mismas, una de las alternativas que barajan las familias es buscar una residencia de mayores. 

Las residencias de ancianos cumplen una función trascendental en nuestra sociedad. Se encargan de cuidar a nuestros mayores y promover el envejecimiento activo. En ellas sus residentes se sienten seguros y tranquilos, ya que saben que alguien puede asistirles en cualquier momento.

En miResi, nos encargamos de buscar para las familias una residencia hecha para ellos. Sabemos que no es una decisión fácil, por ello desde miResi queremos darte las mejores opciones, para que puedas elegir la que mejor se adapte a las necesidades y deseos de tu mayor. Te asesoraremos cuando nos necesites. Contacta con nosotros y te atenderemos de forma personalizada, gratuita y sin ningún tipo de compromiso.

Fuentes

Sobre el autor

Redactor de contenidos especializado en personas mayores en miResi. Difusor de información centrada en salud, deporte y nutrición en la tercera edad. Experto en marketing y apasionado de la actividad física. Preocupado por el bienestar de nuestros mayores.
¿Quieres estar al tanto de las novedades en residencias y tercera edad?
¡Suscríbete a nuestro boletín de noticias!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También puedes leer...
Mejores Residencias de Ancianos por 600 Euros en Cantabria