¿Necesitas encontrar una residencia con urgencia? Te damos opciones en menos de 5 minutos.

EnvejecimientoPatologías

Guía Completa Sobre el Cáncer de Mama en la Tercera Edad

El cáncer es una de las patologías más frecuentes del mundo. Muchas personas la padecen o la acabarán padeciendo a lo largo de su vida. Además, es una enfermedad que en muchas ocasiones se desarrolla en silencio, lo que dificulta un diagnóstico temprano. No obstante, esta enfermedad puede afectar a muchas partes distintas del cuerpo, por lo que los síntomas y tratamientos no son iguales. Por eso, queremos centrarnos en contar qué es y cómo afecta el cáncer de mama en la tercera edad. 

El cáncer se suele presentar en forma de tumor debido a una alteración biológica y genética. Lo que sucede es que las células que se encuentran en los tejidos de nuestros órganos empiezan a multiplicarse descontroladamente, dando paso a un tumor. Este tumor es una masa de tejido innecesario, que si no invade el órgano en el que aparece, es benigno, si lo invade, maligno. 

Es muy importante tener en mente que lo más importante si nos diagnostican algún tipo de cáncer es afrontarlo con actitud y cuanto antes. Es por eso que desde miResi queremos hacer un repaso por uno de los cánceres más comunes en mujeres mayores, el cáncer de mama.

Además, si crees que tu mayor se está volviendo cada vez más dependiente, en miResi queremos ayudarte. Contamos con un excelente equipo de profesionales que te asesorarán de forma completamente gratuita. Te escucharán y ayudarán en todo el difícil proceso de encontrar la residencia idónea para tu ser querido. Escríbenos o llámanos y te atenderemos de forma personalizada. 

1. ¿Qué es el Cáncer de Mama en la Tercera Edad?

El cáncer de mama es el más común entre mujeres de la tercera edad. Lo que sucede es que los tejidos de las zonas de las mamas se multiplican sin control, generando masas de tejido malignas, también conocidas como tumores. No obstante, dependiendo de las células de la mama que se ven afectadas, el cáncer será de un tipo u otro. 

Existen dos tipos:

  • Carcinoma ductal infiltrante: El cáncer se origina en las células de los conductos mamarios y salen de ellos reproduciéndose sin control. 
  • Carcinoma lobulillar infiltrante: En este caso, las células cancerosas se originan en los lobulillos y se diseminan a los tejidos de alrededor. 

Cuando las células cancerosas se diseminan a otras partes del cuerpo podemos llamarlo metástasis. Ahí todo cambia, desde los síntomas hasta el tratamiento. 

actitud-cáncer-de-mama-en-la-tercera-edad
Una de las recomendaciones más extendidas es afrontar el cáncer de mama con actitud

2. Síntomas del Cáncer de Mama en la Tercera Edad

Para empezar hay que dejar claro que el cáncer tarda en desarrollar síntomas. Por eso repetimos que es de vital importancia someterse a revisiones médicas de forma frecuente y periódica. De esta manera podremos detectar el cáncer y frenarlo antes de que sea demasiado tarde y se convierta en metástasis

No obstante, cuando el cáncer va agrandando su presencia los síntomas van apareciendo. Estos son los síntomas que más se repiten:  

2.1. Primeros Síntomas del cáncer de mama en la tercera edad

Los primeros síntomas que pueden facilitar el diagnóstico del cáncer de mama en personas mayores son los siguientes:

  • Bulto mamario: Un bulto en la mama o en la zona de la axila es el síntoma que más ayuda a su diagnóstico. Por eso se recomienda que las mujeres se examinen las mamas y la zona de la axila en busca de algún bulto extraño prácticamente a diario. 
  • Líquido saliendo del pezón: Otro síntoma característico del cáncer de mama es cuando sale un líquido sanguinolento por el pezón de una mama. Si el líquido presenta más apariencia de pus, puede significar cáncer de mama también.
  • Deformación de la mama: Cuando una de las mamas sufre algún tipo de deformación, como puede ser un hundimiento del pezón, irritaciones o algo por el estilo, es muy probable que se padezca cáncer de mama. 

2.2. Síntomas de un Cáncer más avanzado

Cuando el cáncer está algo más avanzado, puede que los síntomas cambien. 

  • Pérdida de peso: Es muy probable que la persona que padece cáncer de mama baje de peso sin razón aparente. Cuando notemos que esto sucede, lo mejor es visitar al médico para que nos haga una revisión lo más completa posible. 
  • Dolor de huesos: También puede que empiece a tener que convivir con un dolor de huesos constante. No suele ser llamativo, por eso lo último en lo que se piensa es en cáncer de mama. 
  • Dolor en las mamas: Una sensibilidad extrema puede ser causa del cáncer de mama. Lo que sucede es que la mama se vuelve completamente sensible al roce y al tacto, haciendo que duela incluso ponerse un sujetador. 

3. Causas del Cáncer de Mama en la Tercera Edad

No hay causas que hagan que una persona acabe padeciendo cáncer de mama inevitablemente. Sin embargo, hay una serie de factores de riesgo que pueden hacer que la probabilidad aumente. 

3.1. Ser mujer

Al fin y al cabo, este cáncer afecta mayormente a la población femenina. Aunque también se puede dar en hombres, es bastante menos probable. Por eso, por lo general este es un cáncer que se asocia con las mujeres. 

síntomas-cáncer-de-mama-en-la-tercera-edad
El cáncer de mama es una de las principales causas de muerte en la mujer adulta

3.2. Herencia

Como otros tipos de cáncer, se sabe que si algún familiar ha padecido cáncer de mama, la probabilidad de que tú lo padezcas aumenta. No obstante, esto no hace que vaya a ser algo inevitable. 

3.3. Edad

Conforme se van cumpliendo años, la probabilidad de padecer cáncer de mama aumenta. Al fin y al cabo, como con otras muchas enfermedades, el cuerpo se vuelve más vulnerable a ellas con el paso del tiempo. 

3.4. Maternidad tardía

Se ha demostrado que tener el primer hijo más tarde de los 30 años aumenta la probabilidad de acabar padeciendo cáncer de mama. Esta probabilidad también aumenta por ejemplo, si la primera menstruación llegó antes de los 12 años o si la menopausia se retrasa demasiado. 

4. ¿Cómo se Diagnostica el Cáncer de Mama en la Tercera Edad?

Si en algún momento, al palpar las mamas se encuentra un bulto o algo por el estilo, lo más importante es concertar una cita con el médico cuanto antes. Este realizará una serie de exámenes para poder diagnosticar cuanto antes al paciente. Los exámenes que se suelen realizar son los siguientes:

4.1. Exploración

Lo primero que suele hacer el médico cuando se encuentra delante de un paciente con posible cáncer de mamá es palpar los senos en busca de bultos o protuberancias. Así, con una primera exploración se puede deducir si hay tejido canceroso en alguna de las mamas. 

4.2. Mamografía

En pocas palabras, una mamografía es una radiografía de las mamas. Se utiliza para encontrar bultos o masas de tejido que no deberían de existir. Se suelen tomar las radiografías de distintos ángulos para hacer un estudio más preciso de lo que está sucediendo.

mamografía-cáncer-de-mama-en-la-tercera-edad
Las mamografías pueden ayudar al médico a hacer un estudio más en profundidad del seno afectado

4.3. Biopsia de mama

Cuando se realiza una biopsia, lo que se hace es recoger una muestra del tejido que se desea para hacer un estudio más exhaustivo. En este caso, se extraerá una muestra del tejido mamario para detectar gracias al microscopio, si hay células de cáncer en las mamas. 

4.4. Pruebas de tratamiento

Si en los anteriores exámenes se descubre que el paciente padece cáncer, se llevarán a cabo otra serie de pruebas para hacer un estudio más exhaustivo del tejido canceroso. Al realizar estos exámenes, el doctor tendrá más seguro que tratamiento se adecúa mejor al paciente y por qué. 

5. Maneras de Tratar el Cáncer de Mama en la Tercera Edad

El cáncer de mama se puede tratar de diversas maneras. Es una suerte porque un gran porcentaje de las personas que sufren este cáncer lo acaban venciendo. No obstante, no se asegura que el cáncer no vuelva a aparecer. Los tratamientos más comunes son:

5.1. Mastectomía

Es el tratamiento más conocido para el cáncer de mama. Lo que implica este tratamiento es básicamente que se realiza una operación para retirar el seno con células de cáncer. Hay que tener en cuenta que muchas de las mujeres que se someten a esta operación necesitarán de ayuda psicológica para afrontar el cambio físico. También es posible que no sea necesario extirpar todo el seno y solo se deba retirar el tejido canceroso. 

5.2. Quimioterapia

Este es el tratamiento más extendido entre los demás tipos de cánceres. Al fin y al cabo, lo que se busca con la quimioterapia es atacar directamente a las células cancerosas para que dejen de reproducirse. Sin embargo, este tratamiento también tiene su lado negativo. Al igual que la quimioterapia ataca a células malas, en ocasiones ataca a células sanas.  

5.3. Radioterapia

Otra forma de hacer que las células cancerosas dejen de reproducirse es mediante la radioterapia. En lo que consiste este tratamiento es en someter a altas dosis de radiación al paciente para matar el cáncer. Como la quimioterapia, este tratamiento tiene bastantes efectos secundarios que el médico debe tener en cuenta a la hora de escogerlo. 

6. ¿Se Puede Prevenir el Cáncer de Mama en la Tercera Edad?

Ningún cáncer se puede prevenir por completo. Incluso una persona que nunca ha probado un cigarrillo puede acabar padeciendo cáncer de pulmón. No obstante, lo que sí podemos hacer es intentar reducir el riesgo de sufrir esta enfermedad siguiendo una serie de consejos. Al fin y al cabo no se debe hacer nada fuera de lo normal para disminuir el riesgo, simplemente adoptar unas acciones sanas en el día a día.

6.1. Autoexamen de mama

No es una manera de reducir el riesgo de padecer el cáncer de mama como tal, sino de evitar que se extienda y acabe siendo algo serio. Los médicos recomiendan que casi todos los días se realice un autoexamen de mama. Como ya hemos explicado antes, esto implica palpar los senos en busca de algún bulto. Suelen recomendar que se haga en la ducha o al salir de ella, o también antes de ir a dormir.

6.2. Llevar una vida saludable

Al fin y al cabo, seguir una vida sana puede ahorrarnos muchísimos problemas de salud y además, reducir el riesgo de padecer cáncer de mama. Si se realiza deporte de manera regular, se sigue una dieta equilibrada y variada y además, se mantiene lejos de consumir drogas, alcohol en exceso o del tabaco, el riesgo disminuye considerablemente. 

6.3. Limitar la exposición al estrógeno

Una de las principales maneras de reducir el riesgo de padecer cáncer de mama, es limitar la exposición al estrógeno. No mucha gente sabe esto, por eso es importante tenerla en cuenta. Cuando se tiene un hijo, lo mejor para evitar padecer cáncer de mama es amamantar al bebé. Así, se consiguen grandes beneficios tanto en la salud de la madre como en la del bebé. También es importante limitar la terapia con hormonas una vez entrada en la menopausia. Esta terapia puede aumentar notablemente el riesgo. No obstante, muchas mujeres prefieren arriesgarse con tal de rebajar los síntomas de la menopausia.

lazo-cáncer-de-mama-en-la-tercera-edad
El símbolo del cáncer de mama es el lazo rosa

El cáncer de mamá es una de las principales causas de muerte en la mujer adulta. Es por eso que es de vital importancia saber cómo se debe actuar si creemos que lo padecemos o cómo intentar prevenirlo. Al fin y al cabo, el cáncer es una de las enfermedades más extendidas por todo el mundo y lamentablemente no hay cura aún. Sin embargo, si mantenemos en mente una serie de consejos fáciles de seguir, podremos disfrutar de una vida lejos del riesgo.

Si crees que tu mayor se ha convertido en una persona dependiente a raíz de una caída o algo por el estilo,  una buena solución son las residencias para personas mayores. En miResi podemos ayudarte. Sabemos que encontrar un centro de mayores que más se acerque a las necesidades de tu mayor no es para nada sencillo. Es por esto que nuestro equipo hace una gran labor ayudando a miles de familias para encontrar la residencia idónea

Escríbenos o llámanos y te atenderemos de manera personalizada,  sin compromiso y de forma completamente gratuita. 💚

Fuentes:

Sobre el autor

Graduado en Comunicación Audiovisual y guionista de vocación. Ahora, redactor de contenidos especializado en el bienestar de la tercera edad en miResi. Apuesta por la información de calidad con el propósito de ayudar a familias enteras a encontrar lo que buscan. Siempre de la manera más cercana posible.
¿Quieres estar al tanto de las novedades en residencias y tercera edad?
¡Suscríbete a nuestro boletín de noticias!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También puedes leer...
¿Cómo hay que cuidar a una madre?