¿Necesitas encontrar una residencia con urgencia? Te damos opciones en menos de 5 minutos.

BienestarPatologías

¿Sabes Qué Es la Afasia? Te lo Contamos

La afasia es una complicación a la hora de comunicarse que presentan algunos ancianos en un momento determinado. Esta afección dificulta el desarrollo social y vital de sus vidas, como es normal. Por ello y para procurar la información necesaria a las familias, desde miResi te damos toda la información sobre la afasia en la tercera edad.

1. ¿Qué es la afasia?

Como hemos comentado, la afasia es un trastorno en las capacidades comunicativas. No solo a la hora de expresarse, sino que los mayores que la padecen también encuentran dificultades para comprender lo que se les intenta expresar.

La afasia no es una patología por sí misma, sino que es la consecuencia de un problema en las áreas cerebrales que controlan la comprensión y la comunicación.

Existen tres tipos de afasia:

1.1. Afasia global

Este es el tipo más conocido porque es el que más se ciñe a la definición que hemos dado a la afasia. En este caso, las capacidades de expresión y comunicación se pierden casi por completo.

1.2. Afasia expresiva

Las personas dentro de este grupo pueden comprender lo que otros les comunican, pero tienen serias dificultades para expresarse. Hablan de una forma muy arcaica, pero se les puede hablar con normalidad.

Anciana con problemas derivados de la afasia
Anciana con problemas derivados de la afasia

1.3. Afasia integral o de Wernicke

La capacidad de hablar no se ha deteriorado como en las otras. La conversación es fluida y la información se estructura en frases largas que carecen de coherencia. Cometen errores puntuales empleando palabras que no concuerdan con el contexto u olvidando su pronunciación.

Por otro lado, se pierde casi completamente la capacidad de comprender a los demás. 

2. ¿Cómo afecta la afasia a los mayores?

Estadísticamente, los mayores son más propensos a sufrir de afasia. Por ello, son un público más vulnerable a padecer estos episodios, momentáneos o continuados en el tiempo.

El riesgo para la población anciana es el aislamiento. Que carezcan de la capacidad para relacionarse provoca que pierdan rápidamente capacidades sociales básicas. Esto repercute en su salud mental, ya que su estado de ánimo se ve claramente afectado.

3. ¿Cuáles son los orígenes?

Como ya hemos comentado, el principal causante de la afasia son las lesiones cerebrales. La circulación de sangre en el cerebro es esencial para el correcto funcionamiento del cuerpo entero. Si nuestro mayor tiene un vaso obstruido y no llega la suficiente sangre, las células cerebrales comienzan a morir. 

Las lesiones cerebrales pueden estar producidas por la presencia de un tumor o que se trate de una infección o de una patología neurodegenerativa como la demencia o el alzheimer.

Cuando la afasia es temporal, pueden ser producidos por malestares puntuales como episodios de migrañas o ataques transitorios (cuando la sangre no llega momentáneamente al cerebro, pero no es un escenario que se dé para siempre).

4. Síntomas típicos de la afasia

Como es evidente, uno de los síntomas que primero nos lleva a pensar en la afasia son las incoherencias a la hora de hablar. Pero no es el único síntoma.

Los mayores que padecen afasia comienzan a tener una comunicación cada vez más primitiva, como si olvidaran el lenguaje. Las frases son cada vez más simples y los errores más frecuentes.

De la misma forma, los mayores comprenden cada vez menos las conversaciones con terceras personas. Es por ello que piden varias veces que se les repitan las cosas y aclaraciones constantes. No tienen ya la capacidad de entender frases complejas o dobles sentidos.

Ancianos discutiendo por la afasia
Ancianos discutiendo por problemas de comprensión

5. ¿Pueden los mayores padecer afasia? ¿qué hago si tienen síntomas?

Los mayores padecen con mayor frecuencia afasia. Es más común desarrollar este trastorno a edades avanzadas que durante la juventud. Las familias deben estar atentas a los síntomas para acudir a profesionales de la salud.

El estudio tiene dos partes:

  1. Medir la capacidad del mayor para expresarse y comprender mediante un estudio superficial a partir de una conversación básica con el doctor o doctora.
  2. Si la persona encargada lo cree oportuno, realizar una resonancia magnética y una tomografía para comprobar si hay lesiones en el cerebro.

Ante cualquier síntoma, es importante acudir a un centro de salud para que se le realice un estudio.

6. ¿Es posible prevenir la afasia?

No es sencillo prevenir los problemas relacionados con las patologías neurodegenerativas. Se debe tener cuidado con los golpes en la cabeza. Desde joven hay que prevenir las caídas sin protección, ya que estas pueden manifestarse mucho tiempo después.

7. Tratamiento

Lo más común es que los mayores con afasia acudan a terapias del lenguaje para recuperar las capacidades de expresión. Por otra parte, se deben cuidar las lesiones cerebrales y las enfermedades neurodegenerativas farmacológicamente.

Lo que sí deben tener en cuenta las familias es el hablar de una forma asertiva a los familiares que padecen afasia. Se debe adaptar el lenguaje para volverlo más sencillo y tener paciencia a la hora de comunicarse con ellos.

La comunicación es algo esencial para todos. No nos podemos imaginar la vida sin comunicarnos con los demás. Los mayores también dependen de esta comunicación, lo cual pierden con trastornos como la afasia. Por ello es imprescindible conocer las condiciones para intentar hacerles la vida más sencilla.

Fuentes:

Sobre el autor

Periodista y estudiante de Geografía e Historia. Actualmente redactor en miResi con el objetivo de contar historias de interés social. “El pasado es la mejor forma de acceder a la realidad del presente”
¿Quieres estar al tanto de las novedades en residencias y tercera edad?
¡Suscríbete a nuestro boletín de noticias!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También puedes leer...
Conducir en la Tercera Edad