¿Necesitas encontrar una residencia con urgencia? Te damos opciones en menos de 5 minutos.

EnvejecimientoViajes

Conducir en la Tercera Edad

Conducir en la tercera edad es un aspecto muy debatido en nuestra sociedad. A menudo, escuchamos que los ancianos no están capacitados para conducir.

¿Qué dice la Dirección General de Tráfico acerca de la conducción en la tercera edad?

En miResi, hemos estudiado el tema y queremos que conozcas aspectos claves sobre conducir en la tercera edad.

1.¿ Existe una edad óptima para dejar de conducir?

En España, no existe un límite de edad para seguir conduciendo, si tus sentidos y capacidades están al 100% tienes la posibilidad de conducir. Sin embargo, cuando cumplimos los 65 años de edad, debemos examinar nuestras capacidades psicotécnicas y físicas.

Un estudio de Ipsos y The Bostons Consulting Group, mostraba que las personas conducen una media de 9:35 horas en el coche cada semana. Viendo todo el tiempo que pasamos en nuestro vehículo, es necesario examinar si nuestras capacidades para conducir son las óptimas.

El seguir conduciendo no depende de la edad, sino del estado de las capacidades y aptitudes que tenga el conductor

DGT

2.¿ Cada cuanto debo renovar mi permiso de conducir?

Una vez envejecemos, hay que estar seguro de que nuestras capacidades están al 100% para conducir. Las revisiones médicas y de aptitud aumentan al llegar a los 65 años.

El permiso de conducir para personas de más de 65 años tiene una vigencia menor al de las otras personas. En permisos de coches, motos y motocicletas ( AM,A1,A1,A,B), el permiso debe renovarse cada cinco años. Es decir, todos los carnets de vehículos privados deben renovarse cada 5 años.

En los carnets de vehículos profesionales, el tiempo de renovación disminuye. Los permisos tienen una vigencia menor ( 3 años) debido a la dificultad de conducción de estos vehículos. Los permisos profesionales de autobuses y camiones ( C,C1,D,D1,EC,EC1,ED,ED1…)

3.¿ Qué es necesario para renovar mi permiso de conducir en la tercera edad?

Los reconocimientos médicos que evalúan tu capacidad de conducción son iguales para todas las edades. Esta evaluación consiste en una exploración general para detectar posibles enfermedades o limitaciones que te dificulten la conducción.

Habitualmente, se realizan preguntas sobre historiales clínicos, se toma la tensión arterial, antecedentes de enfermedades como diabetes o dolencias cardíacas.

Este tipo de pruebas buscan detectar posibles enfermedades o deficiencias que podrían agravarse con el tiempo. Si el equipo médico observa alguna irregularidad, puede acortar la vigencia del permiso.

4.Renovar tu carnet de conducir paso a paso

Las personas mayores también tienen derecho a conducir si sus facultades físicas y cognitivas están bien. Si no sabes como hacerlo exactamente, miResi te trae los pasos para renovar tu carnet de conducir.

1. Preséntate en un Centro de Reconocimiento de Conductores autorizado por la DGT  y explica que quieres renovar tu permiso de circulación

2. El día que tengas la cita, te realizarán ciertas pruebas para asegurar que estás capacitado para la conducción. Este tipo de pruebas tienen un precio establecido. Si superas los 70 años, no debes pagar el reconocimiento.

3. Una vez realizado el trámite, el mismo centro te dará un permiso de circulación provisional. Este podrás usarlo para circular hasta que te llegue el definitivo.

4. El permiso de circulación te llegará en un mes y medio , aproximadamente.

5. El coste de este trámite es de 24,58 euros. Si tienes más de 70 años, la renovación no tiene ningún tipo de coste.

5.Limitaciones de conducir en la tercera edad

Llegada la tercera edad, hay muchos factores que pueden limitar nuestra capacidad de conducción. El paso de los años, nos provoca ciertas limitaciones a nivel reflejos, visibilidad y cognitivos. Este tipo de problemas relacionados con el deterioro, suelen ser el principal motivo de la pérdida de carnet de ancianos.

Un aspecto que limita bastante la conducción es el consumo de medicamentos. En muchos casos, los ancianos consumen medicamentos para tratar enfermedades y trastornos. Los fármacos pueden ser sedantes y afectarnos a nivel conducción.

6.Conducir en la tercera edad, ¿causa más accidentes?

Un estudio elaborado por Merck Sharp and Dohme, mostraba que los conductores de la tercera edad sufren menos accidentes que los jóvenes. Este resultado puede ser fruto de que las personas ancianas conduzcan menos. Si lo comparamos con los adultos, podemos afirmar que las personas ancianas tienen más accidentes que las personas de mediana edad.

Si analizamos los datos, podemos observar que la edad y las capacidades de los conductores tienen una relación directa con los accidentes. Una de las principales causas de accidentes en conductores ancianos es el no ceder el paso. En muchos casos, el abuelo no observa bien si hay otro coche aproximándose y colisionan.

7.Causas principales de accidentes de tráfico en conductores de la tercera edad

Las personas de la tercera edad, tienen ciertas limitaciones que les dificultan en el momento de conducir. Analizando las causas de los accidentes, podemos observar que en la mayoría de casos ocurren por el mismo motivo. A continuación, os comentamos las causas principales de accidentes de conductores ancianos:

7.1 Dificultad de multitarea al conducir en la tercera edad.

Una vez llegamos a la tercera edad, nuestras capacidades cognitivas empeoran por culpa de la edad. Una de las principales consecuencias, es la dificultad para realizar diferentes tareas a la vez.

Cuando conducimos, estamos desarrollando diferentes tareas en el mismo momento. Esto nos exige estar totalmente atentos a el coche y nuestro entorno. Los principales afectados de este hecho son los ancianos, aparentemente los conductores con menos reflejos.

Si queremos conducir sin correr riesgos, os recomendamos que examinéis vuestra capacidad de retener varias informaciones a la vez.

Conducir en la tercera edad

7.2 Cálculo de distancia-tiempo

La vejez dificulta nuestra capacidad de calcular la distancia-tiempo, algo que le limita en el momento de desarrollar tareas cotidianas. Este suceso también ocurre cuando las personas están al volante. Conducir con problemas relacionados con la distancia-tiempo puede resultar muy peligroso, incluso mortal.

7.3 Reducción del campo visual

El envejecimiento también nos provoca limitaciones a nivel visual. Las enfermedades como las Cataratas o la Degeneración Macular son muy comunes en ancianos. Este tipo de patologías nos limitan mucho cuando realizamos actividades como la conducción.

Cuando una persona llega a la vejez, es posible que pierda hasta 30 grados su campo visual. Esta pérdida puede ser un riesgo real a la hora de estar al volante. 

La reducción del campo visual es uno de los principales motivos de no aprobar el reconocimiento médico.

7.4 Consumo de medicamentos

La tercera edad es un grupo que tiende a usar medicamentos de manera habitual. La medicación, en algunos casos, puede influir sobre nuestros reflejos y capacidad de conducción.

Los principales efectos secundarios que afectan a la conducción son el efecto sedante y la somnolencia. Estos pueden hacer que nuestros reflejos disminuyan y no tengamos tiempo de reacción

8. Limitaciones físicas para conducir en la tercera edad

Las personas de la tercera edad tienden a sufrir ciertas limitaciones físicas que les dificulta la conducción. La principal causa de pérdida de carnet en ancianos, tiene relación con aspectos del cuerpo. A continuación, observaremos cuáles son las principales:

8.1 Problemas de vista al conducir en la tercera edad

Las personas mayores, tienden a tener problemas relacionados con la vista. Enfermedades como la degeneración macular o las cataratas, tienen un impacto muy negativo sobre nuestra capacidad para conducir. 

Es de vital importancia que las personas ancianas examinen su vista de manera constante. Creemos que es importante detectar enfermedades mucho antes de que nos afecten de manera real. Como diría el refrán, mejor prevenir que curar.

8.2 Problemas auditivos

Cuando estamos al volante, es muy importante tener despiertos los cinco sentidos. Aunque parezca extraño, oído ocupa un gran espacio en nuestra conducción. Existen ciertas enfermedades auditivas que son un problema real para personas de la tercera edad.

La presbiacusia es una enfermedad degenerativa relacionada con el oído. Esta patología es común en personas mayores de 60 años , podríamos decir que es una consecuencia del envejecimiento.

Debemos tener en cuenta la salud de nuestros oídos, estos también influyen en nosotros a la hora de conducir.

8.3 Rigidez muscular y articular

La rigidez muscular y articular es un gran condicionante para realizar diferentes actividades. Esta se produce cuando experimentamos un bloqueo vertebral. En edades avanzadas, esta rigidez puede afectar hasta el punto de perder independencia.

La enfermedad relacionada con esta rigidez muscular se llama Espasticidad. Este signo clínico aparece cuando las personas sienten trastornos como lesiones cerebrales, ictus, y esclerosis.

La rigidez articular también limita la capacidad de conducción de las personas. Las personas que sufren enfermedades como la artritis están muy limitadas a nivel de movilidad. Estas tensiones articulares van empeorando a medida que envejecemos. Por lo que los ancianos son los que más sufren este trastorno.

9.Consejos para conducir en la tercera edad.

Una vez analizados los riesgos de conducción en la tercera edad, queremos darte algunos consejos para que no tomes riesgos. Antes de entrar en materia, es necesario dejar algo claro. Por muchos años de conducción que llevemos, nunca debemos confiarnos al volante.

9.1 Analizar cómo será el tráfico

Si tienes más de 65 años, te recomendamos examinar cuál es el estado del tráfico. Las personas ancianas deben buscar contextos dónde el tráfico es poco intenso. 

En el aspecto del tráfico, se debe mirar también cuáles son las condiciones climatológicas. Un estudio elaborado por Centro  de Estudios Ponle Freno, mostraba que los accidentes aumentan en un 7,4% cuando llueve.

Los factores climatológicos y el estado del tráfico influyen directamente sobre nuestra conducción. Por eso recomendamos que conduzcas en días con buen tiempo y poco tráfico de coches.

9.2 Guardar distancia de seguridad

Para evitar posibles accidentes, debemos guardar la distancia de seguridad con los otros coches. A simple vista parece un consejo más, pero no respetar la distancia es una de las principales causas de colisión en carreteras.

Ponle Freno, mostró la realidad sobre las consecuencias de este hecho. En el informe, aparecía que cada año ocurren unas 200.000 muertes y 1000 heridos graves por no respetar la distancia de seguridad

El Reglamento General de Circulación, recomienda que guardemos 100 metros de distancia ante el otro coche. En carreteras se circula a un ritmo rápido y debemos anticiparnos ante cualquier riesgo que nos presente la carretera.

9.3 Evitar fatigas y respetar la velocidad.

A menudo, los conductores están al volante más horas de las que deberían. Un informe de Seguridad Vial, revelaba que en el año 2017, el cansancio provocó un total de 2351 accidentes en España.

Si queremos evitar posibles colisiones, debemos conducir totalmente descansados y parando cada vez que sea necesario.

9.4 Conducir sin distracciones

Las nuevas tecnologías también han traído aspectos negativos sobre la sociedad. Cada vez son más las personas que utilizan el teléfono móvil mientras conducen. Este tipo de conductas, pueden ser muy negativas en la carretera, incluso letales.

Las distracciones al volante provocan un 30% de los accidentes en carreteras españolas. Hay que tener los cinco sentidos al volante y atender a los posibles riesgos que ocurran en la carretera.

Es necesario conocer todos los riesgos que pueden presentarse en la carretera. A menudo, no se toma conciencia sobre el peligro que supone conducir un coche. Durante la vejez, nuestras capacidades disminuyen. Debemos examinarnos de manera constante y detectar si tenemos alguna alteración que no nos permita conducir.

Las personas mayores nos enseñan a tomar perspectiva de la vida y analizar sobre cómo queremos llegar a la tercera edad. Debemos fomentar que los ancianos se desarrollen en ciertos aspectos para combatir el envejecimiento activo.

En miResi, nuestro objetivo es mejorar la vida de aquellas personas que llegan a la madurez. Estamos concienciados con el envejecimiento activo y la importancia de tener profesionales especializados. 

Si tienes algún familiar que está en esta bonita etapa de la vida, no dudes en contactar con nosotros para pedir información. Estamos colaborando con una amplia red de residencias que ofrecerán la mejor atención posible a tu familiar. Si tienes alguna duda, contacta con nosotros sin ningún coste.

Bibliografía:

La Vanguardia: https://www.lavanguardia.com

DGT: https://www.dgt.es

MSD: https://www.msdmanuals.com

Sobre el autor

Licenciado en Periodismo y finalizando un Máster en Dirección de Publicidad Integrada. Actualmente, trabajando miResi como creador de contenidos. Me gusta explicar historias humanas y comunicar a través de la palabra.
¿Quieres estar al tanto de las novedades en residencias y tercera edad?
¡Suscríbete a nuestro boletín de noticias!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.