¿Necesitas encontrar una residencia con urgencia? Te damos opciones en menos de 5 minutos.

BienestarPatologías

¿Habías Oído Hablar de la Enfermedad de Raynaud?

Seguramente hayas visto alguna vez cómo el dedo de un familiar se queda blanco. Esto sorprende mucho a la gente, pero es normal y no hay de qué alarmarse. Por ello, desde miResi te damos las claves sobre la enfermedad de Raynaud.

1. ¿En qué consiste la Enfermedad de Raynaud?

La enfermedad de Raynaud es una afección que provoca que las extremidades se vean afectadas por situaciones con demasiado estrés o en ambiente demasiado gélidos.

La sangre no lleva bien a las extremidades, lo que provoca que el color cambie. El flujo de sangre es lo que provoca el color rosado de la piel.

1.1. Tipos de Raynaud

Hay dos tipos de enfermedad de Raynaud vinculados al desarrollo de sus síntomas.

Raynaud primario: Esta es la forma más extendida y se puede dar a cualquier edad. La principal característica es que los síntomas no se experimentan de una forma notable, es decir, los síntomas asociados son leves. Sus orígenes no se encuentran en ninguna patología previa ni es un efecto secundario por la ingesta de determinado medicamento.

Raynaud secundario: En contraposición al primario, este sí tiene como causa un problema primigenio de fondo. Los síntomas son mucho más intensos, por lo que requieren de un tratamiento que los module. Este es el menos extendido y se da en personas mayores de 40 años.

2. ¿Cuáles son los síntomas de la Enfermedad de Raynaud?

El síntoma más visible son las extremidades blancas ante la exposición al frío (o en un momento en el que el grado de estrés sea muy alto). Posteriormente, el blanco pasa a ser morado y, finalmente, al rojo.

El cambio de color se da de una forma gradual y no de golpe. Evidentemente, una de las sensaciones que se experimenta primariamente es la de frialdad. Las personas que padecen esta patología notan un frío intenso en un punto determinado de su cuerpo. A esto se le puede sumar una sensación de hormigueo y la sudoración localizada en el punto exacto donde la piel cambia de color. La zona afectada se entumece.

Los puntos en los que se puede dar este fenómeno son diversos, aunque el más común es siempre la mano. Podemos experimentar esta sensación en los lóbulos de las orejas, los dedos de los pies, la nariz o el pene.

En casos extremos, la falta de riego puede derivar en úlceras o gangrena.

La lista de síntomas es la siguiente:

  • Cambio de color de la piel de la zona.
  • Entumecimiento.
  • Sensación de hormigueo y frío.
  • Úlceras y gangrenas.
Anciano con Enfermedad de Raynaud lavándose las manos
Anciano con Enfermedad de Raynaud lavándose las manos

3. ¿Se conocen las causas de esta patología?

Los orígenes de la Enfermedad de Raynaud son bien conocidos, pese a la gran diversidad.

3.1.  Orígenes patológicos

Las enfermedades que afectan a las arterias suelen producir dificultades para el correcto riego sanguíneo. Estas pueden ser, por ejemplo, la tromboangeitis, la arteriosclerosis o la obstrucción de las arterias.

Las afecciones neurológicas como en el caso de dificultades en la médula espinal o el síndrome del túnel del carpo.

El deterioro de los tejidos (aquellas que provocan durezas en la piel) son, de la misma forma, precursores de estos fenómenos. Hay que tener cuidado con la artritis, el lupus, la esclerodermia o la polimiositis.

Otras enfermedades relacionadas con otros sistemas que comportan problemas son: el Síndrome de Sjögren, la hipertensión pulmonar o enfermedades relacionadas con la sangre.

3.2. Orígenes farmacológicos

Ciertos tratamientos pueden presentar la Enfermedad de Raynaud como efecto secundario. Los medicamentos que más asiduamente provocan esta afección son los betabloqueantes, la medicación propia del tratamiento del cáncer, medicamentos contra la migraña, las prescripciones para el tratamiento del déficit de atención y, en general, toda medicación que ralentice el riego sanguíneo. Además, algunos fármacos para la tos y el resfriado pueden provocarlo.

Otras sustancias (no farmacológicas) que pueden tener similares resultados son el alcohol, las drogas o el tabaco, ya que estas, al ser vasodilatadores, provocan que la sangre no circule de la forma que lo debería hacer.

3.3. Orígenes genéticos

Pese a que no sea lo común, puede ocurrir que la afección se deba a la herencia genética. En este caso, los padres o familiares directos que tengan problemas de circulación pueden transmitir a sus hijos estas dificultades.

3.4. Otros factores

Está comprobado que las mujeres padecen esta afección más que los hombres, de la misma forma que esta se presenta con más frecuencia en edades avanzadas.

Vivir en ambientes fríos es un incentivo para que las personas padezcan este fenómeno. Es muy poco habitual que en climas cálidos se dé esta enfermedad (a no ser que sea a causa del estrés).

Actividades físicas que impliquen golpes repetidos en las extremidades (deportes o trabajos manuales) pueden sensibilizar la zona hasta provocar este problema médico. Las heridas y traumatismos en las manos, así como las cirugías, pueden ser contraproducentes y provocar estos problemas.

4. ¿Hay tratamiento para la Enfermedad de Raynaud?

Existen diferentes tratamientos para paliar los efectos de esta afección. Este solo se aplica al segundo tipo, ya que el primero no presenta un desarrollo de tales magnitudes como para que se le aplique una terapia. En estos casos, una reducción en el consumo de alcohol, nicotina, cafeína y medicamentos vasoconstrictores y la búsqueda de entornos cálidos es suficiente.

4.1. Tratamiento farmacológico

Los medicamentos que ayudan a aminorar los síntomas son los calcioantagonistas y los productos con nitroglicerina, entre otros.

El frío es el gran causante de la Enfermedad de Raynaud
El frío es el gran causante de la Enfermedad de Raynaud

4.2. Tratamientos no farmacológicos

Ante la aparición de este problema, lo que se puede hacer es calentar las extremidades para que recuperen su temperatura normal.

4.3. Tratamiento quirúrgico

En casos extremos, existe la posibilidad de intervenir quirúrgicamente para zanjar el problema. La simpatectomía digital elimina las terminaciones nerviosas en las manos que hacen que la sangre circule hasta las extremidades.

5. Prevención de la Enfermedad de Raynaud

Pese a que no hayamos experimentado ninguno de estos problemas, la prevención nunca está de más. La recomendación más básica que hacen todos los profesionales es mantener una temperatura buena en el cuerpo siempre.

Es importante abrigarse, poniendo especial interés en las zonas en las que se padece la enfermedad de Raynaud. Los aires acondicionados son enemigos a evitar.

En relación con el estrés, es conveniente hacer ejercicios de meditación y relajación. Controlar los episodios de ansiedad de nuestros mayores es muy positivo para ellos en múltiples sentidos.

La enfermedad de Raynaud es un problema que, pese a no ser grave en sí, puede derivar en problemas mayores. Por ello, y porque la prevención y el tratamiento son muy sencillos, conviene poner atención en evitarlo para que nuestros mayores no lo pasen mal.

Fuentes:

Sobre el autor

Periodista y estudiante de Geografía e Historia. Actualmente redactor en miResi con el objetivo de contar historias de interés social. “El pasado es la mejor forma de acceder a la realidad del presente”
¿Quieres estar al tanto de las novedades en residencias y tercera edad?
¡Suscríbete a nuestro boletín de noticias!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También puedes leer...
Ayuda a la Dependencia en Ceuta y Melilla [Actualizado 2022]