¿Necesitas encontrar una residencia con urgencia? Te damos opciones en menos de 5 minutos.

Patologías

¿Conoces la Atrofia Cerebral en Ancianos?

1. ¿Qué es la atrofia cerebral?

La atrofia cerebral en ancianos se define como la pérdida de tejidos celulares en el cerebro, en este caso, hablamos de neuronas. Es causada por la aparición de múltiples patologías como el párkinson, alzheimer u otras demencias. Estas afectan de manera lesiva al cerebro provocando daños cognitivos e incapacitando ciertas funciones neuronales.

Por otro lado, es cierto que tal y como explica la Fundación Pasqual Maragall, es común la aparición de atrofia cerebral en ancianos sin que se de deterioro cognitivo. En este sentido, hablamos de atrofia cerebral en ancianos por el simple proceso de envejecimiento normal del cerebro

La pérdida de tejido cerebral en personas de edad avanzada hace que aumente sustancialmente su dependencia y no puedan valerse por sí mismas. Es por ello que existen múltiples residencias de mayores con atención sanitaria que refuerzan las capacidades del mayor y les cuidan con mucho cariño y respeto

Para encontrar la residencia  perfecta y al mejor precio puedes contactar con miResi. Te ayudaremos a buscar un nuevo hogar para tu ser querido. Nuestro servicio es totalmente gratuito, te atendemos de manera cercana y personal.

¡Queremos ayudarte!

2. Tipos de atrofia cerebral en ancianos

La atrofia cerebral en ancianos puede clasificarse en dos tipos, según si es más específica o si está más generalizada. Estas  son:

  • La atrofia cerebral focal es aquella que afecta a zonas cerebrales limitadas, dañando ciertas funciones y capacidades específicas.
  • La atrofia cerebral generalizada se define como la pérdida de tejidos celulares que causa déficits afectando a diversas funciones del cerebro.
atrofia cerebral en ancianos

3. ¿Cómo prevenir la atrofia cerebral?

A la hora de prevenir la aparición de atrofia cerebral en ancianos, la plataforma de divulgación científica Know Alzheimer nos aconseja seguir algunas indicaciones. Estas nos ayudarán a evitar el deterioro cognitivo a nivel general. 

3.1. Actividades mentales

La realización de ejercicios y actividades mentales nos ayudará a activar nuestro cerebro, fortaleciendolo y previniendo la aparición de deterioro cognitivo. La atrofia cerebral en ancianos puede evitarse si trabajamos nuestras funciones cerebrales de manera constante. Algunos de los mejores ejercicios son:

  • Recordar lo que se ha hecho a lo largo del día antes de dormir.
  • Leer, tanto novelas como el periódico o artículos de interés.
  • Aprendiendo idiomas nuevos.
  • Tocar instrumentos musicales.
  • Mantener las aficiones.
  • Mantenerse informado de las noticias de actualidad.
  • Prestar atención a las tareas que se realizan y evitar realizar varias tareas al mismo tiempo.
  • Realizar juegos mentales como sudokus, crucigramas o sopas de letras.

3.2. Actividades físicas

El ejercicio físico es perfecto para prevenir la aparición de atrofia cerebral en ancianos. Mejora nuestra capacidad de pensamiento y nuestra memoria evitando el deterioro cognitivo. Las mejores actividades físicas para lograrlo son:

  • Evitar el sedentarismo.
  • Existen múltiples rutinas de ejercicio físico para personas mayores, fáciles de realizar y perfectas para reforzar sus capacidades físicas y mentales.
  • Caminar todos los días es una manera fantástica de hacer ejercicio a una baja intensidad. Es recomendable caminar todos los días, al menos una hora.
  • No abandonar la realización de tareas diarias como hacer los recados, recoger a los nietos o ir al banco.
  • Realizar actividades de ocio como puede ser ir al campo, pescar o ir al parque, entre otras.

3.3. Actividades sociales

Las relaciones interpersonales favorecen la actividad del cerebro, haciéndolo trabajar. Es por ello que se recomienda:

  • Evitar el aislamiento.
  • Realizar actividades junto a familiares y amigos.
  • Participar en reuniones sociales, organizaciones, centros sociales, voluntariados, etc.

3.4. Buena nutrición

Una alimentación saludable nos ayudará a evitar el deterioro cognitivo, y en consecuencia la aparición de atrofia cerebral en ancianos. Algunos alimentos para incorporar a nuestra dieta y ayudar a nuestro cerebro son los siguientes:

  • Mantener nuestro cerebro hidratado es esencial, por ello tomar entre 1,5 y 2 litros de agua al día es muy recomendable.
  • El huevo contiene vitamina A, D y B12, micronutrientes importantes para el correcto funcionamiento cognitivo.
  • Tal y como explica la Universidad de California, el pescado azul reduce el riesgo de padecer enfermedades como el alzheimer. Es rico en ácidos grasos como el omega 3.
  • Las carnes magras son ricas en hierro, nutriente encargado de transportar el oxígeno a todos los órganos, incluyendo al cerebro. Además es rico en vitamina B12, ideal para reforzar nuestra memoria y concentración.
  • Los frutos secos contienen alta cantidad de omega 3, vitaminas B y E, así como de fósforo y magnesio.
  • El chocolate negro, poseen flabonoides que actúan como antioxidantes limpiando las toxinas del cerebro.

4. ¿Cómo tratar la atrofia cerebral en ancianos?

A la hora de tratar casos de atrofia cerebral en ancianos, debemos tener en cuenta que se trata de una enfermedad sin cura. Sin embargo, se puede trabajar para combatir los síntomas asociados a esta patología. Esto se puede hacer mediante las siguientes vías: 

  • Logopedia para corregir las posibles alteraciones de la comprensión y el habla.
  • Fisioterapia para mejorar las funciones motoras y retrasar la aparición de sarcopenia.
  • Neuropsicología para trabajar las alteraciones emocionales y de la conducta.
  • Terapia ocupacional para devolver la independencia a la hora de realizar tareas rutinarias.
atrofia cerebral en ancianos

5. ¿Qué hacer si aumenta la dependencia de un familiar mayor?

La vejez es por desgracia, uno de los factores más determinantes en la aparición de enfermedades como la atrofia cerebral en ancianos. Cuando las capacidades de una persona de edad avanzada se ven fuertemente deterioradas aumenta su dependencia, llegando a no poder valerse por sí mismo. 

Al suceder esto, lo más común es buscar ayuda asistencial. Las ayudas asistenciales más habituales son las residencias de ancianos, los centros de día, la teleasistencia y los cuidados a domicilio.

Las residencias de ancianos ejercen una labor muy importante en nuestra envejecida sociedad. Se encargan de asegurar el bienestar del mayor cuidándolo y tratándolo con mucho respeto, cariño y empatía

Por otro lado frenan su avance hacia la dependencia mediante el refuerzo de sus capacidades físicas y mentales. Esto lo consiguen gracias a la implantación de actividades, talleres y ejercicios específicos.

Encontrar la residencia perfecta para un ser querido no es tarea fácil. Existe una amplia demanda con diferentes precios y servicios. Para hacerte la búsqueda más sencilla, miResi te echa una mano. Somos el mejor comparador de residencia y centros de día del país. 

Escuchamos a las familias y entendemos cada caso al detalle. Te recomendamos aquellos centros que mejor se adaptan a lo que buscas. Tramitamos el ingreso y hacemos un seguimiento posterior, asegurando el bienestar de los mayores. Contacta con nosotros, nuestro servicio es totalmente gratuito. Te atendemos de manera cercana y personal.

¡Queremos estar a tu lado cuando más lo necesites!

Fuentes:

Sobre el autor

Redactor de contenidos especializado en personas mayores en miResi. Difusor de información centrada en salud, deporte y nutrición en la tercera edad. Experto en marketing y apasionado de la actividad física. Preocupado por el bienestar de nuestros mayores.
¿Quieres estar al tanto de las novedades en residencias y tercera edad?
¡Suscríbete a nuestro boletín de noticias!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También puedes leer...
Guía Completa Sobre la Oclusión Intestinal en Ancianos