¿Necesitas encontrar una residencia con urgencia? Te damos opciones en menos de 5 minutos.

PatologíasProfesionales de la salud

¿Cuáles son las Causas del Dolor Abdominal en Ancianos?

Según nos hacemos mayores, el cuerpo se resiente cada vez más y más. En ocasiones, los huesos se ven afectados y por lo tanto, nuestra movilidad también. Otras veces los músculos sufren un deterioro bastante notable. Incluso las capacidades cognitivas se pueden ver afectadas. Esto no es nada nuevo. En cambio, hay veces que el dolor es insoportable y no sabemos de dónde viene. Por eso, desde miResi queremos hablar sobre las causas del dolor abdominal en ancianos.

Es muy probable que con la edad nuestro médico nos restrinja unos alimentos o directamente nos cree una dieta que seguir para evitar tener dolor de barriga. No obstante, hay veces que estos dolores abdominales no vienen por una intolerancia o porque algo nos haya sentado mal.

También debemos tener en cuenta que con esta edad visitar al médico debe ser algo que hagamos de forma rutinaria para evitar que cualquier patología que suframos acabe complicándose. Por eso, desde miResi recomendamos hacerse revisiones completas cada 6 meses mínimo.

En miResi estamos para ayudarte a tí y a tus seres queridos. Si crees que tu mayor se está volviendo cada vez más dependiente, en miResi queremos ayudarte. Contamos con un excelente equipo de profesionales que te asesorarán de forma completamente gratuita. Te escucharán y ayudarán en todo el difícil proceso de encontrar la residencia idónea para tu ser querido. Escríbenos o llámanos y te atenderemos de forma personalizada. 

1. ¿Qué es el Dolor Abdominal?

El dolor abdominal ocurre con mucha frecuencia y puede ser por diversas causas. Lo curioso es que la mayoría de nosotros lo atribuímos a un problema digestivo cuando se puede dar por otra causa. 

El dolor abdominal se caracteriza por ser un dolor agudo y punzante en la zona abdominal. En ocasiones el dolor es tan fuerte que hace imposible realizar tareas propias del día a día. Hay personas que sufren esta patología de forma muy frecuente y les imposibilita incluso salir de la cama. Por eso, si vemos que a nuestro mayor le afecta de forma desmesurada esta patología, lo mejor es que acuda cuanto antes al médico para saber qué es lo que le pasa.

todas-causas-del-dolor-abdominal-en-ancianos
El dolor abdominal puede ser tan fuerte que nos imposibilite las tareas propias del día a día

2. Principales Causas del Dolor Abdominal en Ancianos

Como ya hemos dicho antes, el dolor abdominal se puede dar por diferentes causas. No hay que pensar que es algo del aparato digestivo, porque hay veces que no tiene nada que ver. No obstante, en miResi hemos optado por realizar una lista con las causas más comunes en personas de la tercera edad. 

2.1. Estreñimiento

El estreñimiento es algo que ocurre con más frecuencia de la que pensamos. De hecho, cuatro de cada diez personas mayores sufren de estreñimiento de forma frecuente. Muchísimas personas sufren de sentirse hinchadas y quizás sea por no haber evacuado en los últimos días. Sin embargo, aunque sea un problema bastante incómodo, tiene fácil solución.

La verdad es que el tránsito intestinal es algo que debemos tener muy vigilado, ya que puede ser todo un estorbo. No obstante, teniendo en cuenta una serie de factores puede regularse fácilmente. Por ejemplo, en ocasiones hay que añadir más alimentos ricos en fibra a nuestra dieta. La falta de hidratación también puede ser una causa de estreñimiento. En el caso de que siguiendo estos consejos no se solucione, lo mejor es que visites a tu médico cuanto antes

2.2. Celiaquía

La celiaquía es una enfermedad muy común y cada vez más conocida en todo el mundo. En lo que consiste es que cuando un celíaco consume alimentos que contienen gluten, el aparato digestivo se ve perjudicado. En algunas ocasiones lo que ocurre es un dolor de barriga bastante agudo e incluso difícil de aguantar. Otros síntomas pueden ser la diarrea de forma continua o el estreñimiento. 

Durante mucho tiempo se ha creído que era una patología que se desarrolla tan solo en los primeros meses o años de vida. Pero según recoge la Asociación de Celíacos y Sensibles al Gluten, la realidad es que aproximadamente el 20% de los diagnosticados son personas mayores de 60 años dando lugar a la celiaquía en ancianos. Estos datos tampoco son del todo fiables, ya que seguramente aún haya muchas personas mayores sin ser diagnosticadas con esta enfermedad. 

Esto ocurre porque el diagnóstico de esta enfermedad se vuelve algo más complicado en grupos de personas de edades más avanzadas. ¿Por qué? Es sencillo. Muchos de los síntomas que se sufren por culpa de la celiaquía, se asocian a otras patologías distintas. En muchos casos es posible que el paciente se autodiagnostique otra enfermedad o intolerancia antes que acudir al médico y saber con certeza qué le ocurre.  Es por ello que hay que estar muy atento y tener en cuenta los síntomas propios de la celiaquía. Aquí os explicamos los más comunes:

  • Dolor Abdominal: El dolor que sienten los celíacos que han consumido productos con gluten es muy agudo y no se pasa rápidamente. Por lo general suele durar unas pocas horas, hasta que la digestión termina. 
  • Cambios en la digestión: Cuando una persona celíaca consume gluten de forma normal, es posible que afecte a las digestiones, convirtiéndolas en procesos lentos y pesados.
  • Diarrea y/o estreñimiento: El celíaco puede sufrir inconsistencia en sus heces o diarrea. Sin embargo, es posible que también sufra puede estreñimiento lo que le causará una gran molestia abdominal.  Esto puede ocurrir de manera intermitente o puede ser algo que sucede todos los días.
  • Pérdida de peso: Cuando el cuerpo no es capaz de aceptar una serie de nutrientes, por lo general, expulsa todo lo que entra en él. Por eso, las personas celíacas suelen ser propensas a perder mucho peso antes de ser diagnosticadas.
  • Náuseas o vómitos: Esta es una de las razones por las que las personas celíacas pierden peso tan rápidamente. En casos algo extremos, la intolerancia al gluten genera vómitos. 

2.3. Oclusión Intestinal

Quizás nunca hayas escuchado hablar sobre la oclusión intestinal, por eso, en miResi te lo contamos todo sobre ella. Básicamente lo que ocurre con la oclusión intestinal es un bloqueo u obstrucción que impide la circulación de los alimentos y de líquidos a través del intestino delgado o intestino grueso. Por lo general no suele ser algo que vaya a perjudicarnos gravemente. No obstante, si el bloqueo que se genera al acumularse la comida y el líquido acaba siendo completo, se requerirá de cirugía con urgencia. 

¿Por qué se necesitaría una cirugía de urgencia? Lo que ocurre cuando la comida bloquea zonas del intestino y no reciben tratamiento de inmediato, estas zonas que se quedan bloqueadas, pueden morir. Si esto sucede, las complicaciones pueden acabar siendo bastante graves. Además, hay que tener en cuenta que la obstrucción intestinal puede tratarse de forma exitosa si se actúa con inmediatez.

Cuando las heces o comida no pueden salir del intestino grueso, se produce una oclusión intestinal. La oclusión intestinal en ancianos puede causar complicaciones graves, potencialmente mortales de no ser tratadas. Entre ellas están:

  • La obstrucción intestinal, puede causar la muerte de tejidos debido al corte en el suministro de sangre a una zona del intestino. Esto puede provocar la perforación de paredes intestinales, causando infecciones.
  • La peritonitis es una infección en la cavidad abdominal, altamente mortal que requiere de cirugía inmediata.

2.4. Apendicitis

Una de las patologías que más veces hemos escuchado sin duda es la apendicitis. Nadie se libra de que en algún momento de su vida esto le suceda. Además, su aparición es de lo más común en todo tipo de personas. 

Como su propia definición indica, la apendicitis sucede cuando el apéndice se inflama. El apéndice es un pequeño órgano con forma de dedo que se sitúa en la parte derecha baja del abdomen de todo el mundo. 

Los síntomas más comunes de esta patología son que la persona a la que se le inflama el apéndice siente un dolor muy agudo en la parte baja del abdomen. No obstante, puede llegar a ser engañoso, ya que el dolor suele empezar en la zona del ombligo, haciendo pensar que es imposible que sea apendicitis.

Es de vital importancia que en el momento en el que los síntomas empiecen, acudamos al médico cuanto antes. Si la apendicitis no se trata de forma inmediata, puede hacer que la infección se extienda a lo largo del abdomen causando una peritonitis y poniendo en riesgo la vida de quien lo padece.   

Si el pus se extiende por el abdomen, el médico deberá realizar una cirugía de forma inmediata para extraer el pus y limpiar la zona. Si no se hace rápido, puede que la infección acabe extendiéndose

apendicitis-causas-del-dolor-abdominal-en-ancianos
Podemos sufrir apendicitis a cualquier edad y en cualquier momento

3. Diagnóstico General del Dolor Abdominal

Aunque hay una serie de razones por las que nuestro mayor puede acabar padeciendo dolor abdominal, la forma de realizar un diagnóstico suele ser bastante general. Esto no quiere decir que todas las patologías que tienen el dolor abdominal como un síntoma se puedan tratar de la misma forma. 

3.1. Conversación

Algo que deben hacer los médicos antes de nada es hablar con los familiares o personas a cargo de la persona mayor después de hablar con él. En ocasiones, las personas mayores restan importancia a sus dolores. Incluso se olvidan desde hace cuanto los están padeciendo, datos muy importantes para un buen diagnóstico. Por eso, tener una pequeña conversación con la persona que se encarga de darle los mejores cuidados puede facilitar el diagnóstico.

3.2. Examen físico

Una vez recogida la información del testimonio otorgado por el paciente y sus cuidadores, los médicos ya pueden proceder a realizar un examen físico. Lo que generalmente se realiza en este tipo de exámenes es tumbar al paciente en una camilla y examinarlo detenidamente. El doctor palpa la zona del abdomen para intentar notar alguna rareza o algo fuera de lo normal. Es posible que también realice un examen en la parte baja de la espalda. Para saber con mayor certeza de dónde proviene el dolor que sufre nuestro mayor. 

3.3. Estudio

Es entonces cuando el doctor une lo que le ha contado nuestro ser querido y su cuidador y lo que ha sacado en claro del exámen físico. Así, realizará un estudio para que quede claro qué es lo que padece nuestro ser querido. Es posible que necesite realizar algún estudio adicional. Por ejemplo, estudiar una muestra de orina, de heces o incluso de sangre. Gracias a estos estudios el médico se acercará aún más al diagnóstico final.

3.4. Fotografías

Las fotografías son la mejor forma de estudiar el interior de los pacientes de la manera menos invasiva posible. Por lo general, se realizan radiografías para dejar fuera que el dolor abdominal se deba a protuberancias o úlceras que se han creado en el intestino. No son necesarias en todos los casos, pero sí que es verdad que ayudan en gran medida a los doctores a dar con el mejor diagnóstico posible. 

estudio-causas-del-dolor-abdominal-en-ancianos
Los exámenes físicos ayudan a los médicos a identificar el problema cuanto antes

Cuando nuestros seres queridos llegan a una edad es muy importante escucharlos detenidamente cada vez que se quejen de dolor o muestren que sienten dolor. Así, podremos evitar que cualquier posible patología que esté sufriendo nuestro mayor se vuelva cada vez más y más mortal. El tiempo es muy importante, por eso es tan necesario identificar la enfermedad ante la que nos encontramos cuanto antes.

Si crees que tu mayor se ha convertido en una persona dependiente a raíz de una caída o algo por el estilo,  una buena solución son las residencias para personas mayores. En miResi podemos ayudarte. Sabemos que encontrar un centro de mayores que más se acerque a las necesidades de tu mayor no es para nada sencillo. Es por esto que nuestro equipo hace una gran labor ayudando a miles de familias para encontrar la residencia idónea. 

Escríbenos o llámanos y te atenderemos de manera personalizada,  sin compromiso y de forma completamente gratuita. 💚

Fuentes:

Sobre el autor

Graduado en Comunicación Audiovisual y guionista de vocación. Ahora, redactor de contenidos especializado en el bienestar de la tercera edad en miResi. Apuesta por la información de calidad con el propósito de ayudar a familias enteras a encontrar lo que buscan. Siempre de la manera más cercana posible.
¿Quieres estar al tanto de las novedades en residencias y tercera edad?
¡Suscríbete a nuestro boletín de noticias!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También puedes leer...
Importancia de la Felicidad en la Vejez