¿Necesitas encontrar una residencia con urgencia? Te damos opciones en menos de 5 minutos.

Patologías

Evita la Deshidratación en Ancianos

El agua es ese elixir de la vida que permite que nuestro cuerpo se ponga en marcha como si de un conjunto de engranajes se tratase. Es el “combustible” más infravalorado pero necesario de siempre. Algo que necesitan no solo los más jóvenes sino nuestros mayores en su día a día para poder alardear de un buen estado de salud y bienestar físico. Hoy en miResi te contamos qué es la deshidratación en ancianos y qué es necesario hacer para prevenirla.

¡Desliza hacia abajo y entérate de todo!

1. ¿Qué es la deshidratación en ancianos?

La deshidratación en ancianos se da cuando nuestro mayor no bebe el agua suficiente para que su organismo funcione correctamente. Esto se debe a que ingiere menos agua de la que debería o la pierde debido a alguna complicación.

Al estar compuesto nuestro cuerpo por un 60% de agua, es imprescindible realizar la ingesta de las cantidades mínimas. Si esto ya es fundamental en una persona más jóven y fuerte, en una persona mayor lo es todavía más.

Beber agua permitirá que diferentes órganos vitales del mayor y esenciales para llevar una vida sana y satisfactoria funcionen bien:

  • El cerebro recibe sangre oxigenada que facilitará un buen desempeño intelectual.
  • Los riñones podrán eliminar residuos
  • El tracto digestivo se activa.
deshidratación en ancianos
Si tu mayor realiza ejercicio físico es importante que se hidrate bien durante las pausas.

2. Síntomas de la deshidratación

Todos pensamos que la única manera en la que se manifiesta la deshidratación es una “boca seca”, pero te sorprenderá saber cuántos síntomas hay.

Todos ellos demuestran la importancia del agua para poder presentar una salud óptima y realizar las actividades diarias sin ningún tipo de problema. 

A continuación te hemos elaborado una pequeña lista con los síntomas que puede presentar tu mayor y a los que habrá que estar atentos. Si detectas alguno te recomendamos hacer un seguimiento y comprobar si está relacionado con la deshidratación u otro problema:

  • Fatiga
  • Mareos y dolor de cabeza
  • Estreñimiento
  • Pérdida de peso
  • Irritabilidad 
  • Sequedad de la piel

3. Causas de la deshidratación en ancianos

La deshidratación en ancianos puede estar provocada por diferentes causas:

En primer lugar, lo primero que deberíamos considerar es que nuestro mayor no está bebiendo suficiente agua. Esto se puede deber a que se olvida de realizar dicha acción o bien no siente la necesidad de hacerlo, algo muy habitual a estas edades.

No obstante hay otras causas de deshidratación que implican mayores complicaciones en la salud de nuestros mayores y que requieren el más atento cuidado:

  • La diarrea  provoca la pérdida de agua y electrolitos (minerales) de manera muy rápida. 
  • La diabetes genera mayor necesidad de orinar, incrementando su frecuencia y reduciendo los líquidos de nuestro cuerpo. Si el mayor padece esta enfermedad, habrá que controlarla y asegurarse de que bebe la cantidad de agua necesaria.
  • La fiebre causa deshidratación debido a la sudoración y elevadas temperaturas del cuerpo.

De cualquier manera, es esencial hacerle ver a nuestros mayores la importancia que tiene para nosotros y nuestra salud beber agua frecuentemente.

4. Consecuencias de la deshidratación en ancianos

La deshidratación no solo acarrea complicaciones físicas en nuestros mayores como la fatiga, la sequedad de la piel o el estreñimiento.

También supone un peligro para la buena salud del cerebro y, consecuentemente, el correcto funcionamiento de la mente.

Esto se debe a que la deshidratación provoca una contracción del tejido cerebral. Esto deriva en una mayor lentitud por parte del cerebro a la hora de procesar la información.

Afectaría principalmente a aspectos que ya se ven perjudicados por el propio proceso del envejecimiento: memoria, capacidad de atención y aprendizaje.

Por último, además de ser necesario beber agua asiduamente para fomentar el mantenimiento de estas capacidades, te recomendamos además que tu mayor practique ejercicios diseñados especialmente para trabajar la memoria, la atención y el aprendizaje.

5. ¿Cómo prevenir la deshidratación en ancianos?

La deshidratación en ancianos es  un inconveniente de fácil solución

Establecer una rutina de ingesta de agua durante el día es el primer paso para asegurar que nuestro mayor no se deshidrata. 

Para ello, nada más levantarse es recomendable que beba uno o dos vasos de agua. Según el Instituto Europeo de Hidratación, activa reacciones químicas del organismo y ponen en marcha el funcionamiento del cuerpo del mayor. 

El agua por las mañana servirá para mentalizar al mayor de que tiene que incorporar esta actividad en su rutina. Beber agua por las mañanas no exime de tener que beber más vasos durante el día. Según la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG), las personas mayores tienen que beber entre 1,5 y 2 litros de agua al día, evitando así la deshidratación.

Además, facilitar los medios para que nuestro mayor pueda acceder al agua sin tener que incurrir en molestias es otro punto a tener en cuenta. Si cada vez que nuestro mayor quiere beber agua tiene que levantarse para ir a la cocina, esto será un obstáculo. Por ello recomendamos que siempre haya una botella de agua al alcance de su mano.

Por último, implementar una dieta rica en verduras y frutas facilitará que tu mayor no solo ingiera agua, sino que además incorpore nutrientes y vitaminas en su organismo.

deshidratación en ancianos
Establecer una rutina durante el día con objetivos evitará que tu mayor se deshidrate.

En miResi somos especialistas en encontrar residencias que se adapten a las necesidades de tu mayor. Si tu familiar presenta deshidratación habitual, encontrarás en nuestra red de residencias el lugar ideal en el que será atendido con el máximo cuidado y cariño, priorizando sus necesidades individuales.

Si tienes cualquier duda o estás buscando una residencia para tu familiar, ¡no dudes en contactarnos! Estamos a tu total disposición y estaremos encantados de poder ayudarte en lo que necesites. 💚

Fuentes:

Sobre el autor

Graduado en Publicidad y Relaciones Públicas por la Universidad Complutense. Ahora redactor de contenidos sobre gerontología y geriatría en miResi. Cree en el valor humano de la información y que esta cumpla un propósito: ayudar a los mayores y sus familias durante el bello proceso de la vejez. El mundo no solo se cambia con buenas acciones, con buenas historias también.
¿Quieres estar al tanto de las novedades en residencias y tercera edad?
¡Suscríbete a nuestro boletín de noticias!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.