¿Necesitas encontrar una residencia con urgencia? Te damos opciones en menos de 5 minutos.

PatologíasSalud

Aprende sobre los Tipos de Demencias en Personas Mayores

Siempre hemos escuchado hablar del Alzheimer, el Parkinson, la demencia, etc. Puede ser que nos haya tocado algún caso en familiar o amigo de cerca, pero si no es así no solemos estar muy bien informados sobre los tipos de demencias

La demencia es una de las causas principales de la discapacidad y la dependencia en las personas mayores. Cuando llega representa un reto para mayores y familias. Pero con una buena información y concienciación, se puede reducir el impacto de las demencias. Incluso llegar a vivir con ellas. 

En el post de hoy, miResi te cuenta qué es la demencia, sus síntomas y cuáles son los tipos de demencias más comunes en personas mayores. 

Con esta guía podrás buscar los mejores cuidados para tus familiares y poder llevar una vida plena con ellos. 

¡Sigue leyendo!

1. ¿Qué es la demencia?

Al contrario de lo que mucha gente piensa, la demencia no es una enfermedad específica. Según la CDC (Agrupación de Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades), la demencia es un término que hace referencia a una alteración de la capacidad para recordar, pensar o tomar decisiones y que afecta a la vida diaria. Aunque la demencia afecta en su mayoría a los ancianos, no es producto del envejecimiento. 

Esto es muy importante, ya que existe mucha estigmatización sobre el envejecimiento y las demencias. El envejecimiento puede influir en el debilitamiento del cuerpo en su totalidad, así como en la memoria, pero solo es un factor de riesgo

Se estima que, debido al envejecimiento poblacional, para el 2060 la cifra de personas afectadas por la demencia será cerca de 14 millones de personas.

2. Signos y síntomas de demencia

Reconocer la demencia y saber diferenciarla de los problemas de memoria relacionados con la edad no es tarea fácil. A veces pueden confundirse, pero es importante estar atentos a los signos para poder actuar lo antes posible.

No obstante, la demencia afecta de una manera diferente a cada persona, por lo que los síntomas y signos también pueden variar. Según el Instituto Americano Nacional Sobre El Envejecimiento (NIA, por sus siglas en inglés) los signos de las demencias se manifiestan en tres etapas:

2.1. Etapa temprana

Es el inicio, por lo que los síntomas pueden pasar desapercibidos. Además, avanzan de una manera muy lenta. Los principales signos son:

  • Pequeñas pérdidas de memoria.
  • Pérdida de la noción del tiempo. 
  • Desorientación.

2.2. Etapa intermedia

En esta etapa los síntomas son cada vez más evidentes y más limitadores. Los principales o los más comunes son: 

  • Pérdidas de memoria recientes.
  • Dificultades para comunicarse.
  • Desubicación.
  • Necesidad de ayuda para la realización de las tareas básicas.
  • Cambios de comportamiento básico.

2.3. Etapa tardía

Es la última etapa, y es cuando las personas empiezan a tener dependencia. Además, los problemas de memoria son más graves y los síntomas más evidentes. Los principales signos de esta etapa son: 

  • Desubicación grave.
  • Dificultades para reconocer a personas conocidas.
  • Necesidad de ayuda para la realización de las tareas básicas.
  • Problemas para caminar.
  • Cambios graves en el comportamiento y posibles agresiones.
Anciano desubicado debido a los tipos de demencias
La desorientación y desubicación son síntomas comunes de las demencias.

3. Factores de riesgo de los diferentes tipos de demencia

Existen muchas causas que hacen más probable la aparición de la demencia. No todas afectan de la misma manera a las personas mayores, ni tienen porqué aparecer con ellas necesariamente. Sin embargo, los factores que os mostramos a continuación, establecidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS), pueden aumentar la probabilidad de desarrollar algún tipo de demencia:

3.1. Envejecimiento

Como decíamos al principio, la vejez no es sinónimo de demencia pero es el factor de riesgo más común para la aparición de ésta.

3.2. Accidente cerebrovascular

Después de que un mayor sufra un accidente cerebrovascular, las probabilidades de que la demencia aparezca son altas. Además, las personas que ya han sufrido un accidente de este tipo también son más propensas a sufrir nuevos problemas cerebrovasculares. De manera que también aumenta el riesgo de demencia.

3.3. Hipertensión arterial

La presión alta se relaciona también con los accidentes cerebrovasculares y con la aparición de demencias, especialmente aquellos que dañan las regiones de sustancia blanca del cerebro. 

3.4. Diabetes

Esta patología, si no está bien controlada, también es un factor alto de riesgo para los accidentes cerebrovasculares y las enfermedades cardiovasculares. Esto, a su vez, produce que aumente el riesgo de demencias.

3.5. Consumo de alcohol

El consumo en grandes cantidades de alcohol aumenta el riesgo de demencia. De hecho, existen algunos tipos que están íntimamente relacionadas con el alcoholismo, como el síndrome de Wernicke-Korsakoff.

3.6. Sindrome de Down

Las personas con síndrome de Down desarrollan con más facilidad síntomas de la enfermedad de Alzheimer a medida que alcanzan la edad adulta y anciana.

3.7. Ateroesclerosis

Acumular grasas y colesterol provoca graves problemas cardiovasculares y cerebrovasculares, lo que hace que aumente el riesgo de demencia vascular

3.8. Genética

Si alguien de la familia ha desarrollado con anterioridad algún tipo de demencia, las probabilidades son mayores. No es necesario que ambos padres hayan sufrido previamente demencias. En algunos casos basta con que un solo padre haya presentado demencias con anterioridad.

3.9. Tabaco

El consumo de tabaco desarrolla enfermedades cardiovasculares que impiden que la sangre llegue al cerebro y puedan surgir demencias.

3.10. Lesiones de cráneo

Los traumatismos cerebrales, o la repetición de éstos, pueden producir demencias u otros tipos de problemas cognitivos graves.

3.11. Parkinson

La enfermedad de Parkinson hace que las células nerviosas del cerebro se mueran pudiendo causar demencias y pérdidas de memoria graves.

El alcohol y el tabaco pueden desencadenar demencias
El alcohol y el tabaquismo son factores que si se evitan pueden prevenir el riesgo de demencias.

Algunos de estos factores de riesgo no dependen de nosotros, pero otros sí. Por ello, factores como el alcoholismo o el tabaquismo es recomendable evitarlos, así como tratar que nuestros mayores los consuman. También es importante trabajar en un buen envejecimiento activo, de esta manera estaremos trabajando en la prevención de las demencias.

4. Tipos de demencias más comunes en mayores

Una vez hemos reconocido síntomas y signos de demencias en nuestro familiar lo más importante es acudir al médico. Éste nos guiará y nos dirá si nuestro familiar tiene algún principio de demencia. Además, nos indicará cuáles son los siguientes pasos. 

Existen varios tipos de demencias, algunos con causas más conocidas y otros menos comunes. Según el área de salud de la Comunidad de Madrid, las demencias se pueden clasificar en dos tipos: 

4.1. Demencias primarias

Estas demencias no están causadas por ninguna enfermedad previa, sino que se desarrollan como demencias en sí mismas. Son de carácter progresivo, degenerativo, evolucionan muy lento y son irreversibles.

4.2. Demencias secundarias

Estos tipos de demencias sí derivan de una enfermedad que ya padece el mayor previamente. Es durante el desarrollo y la evolución de esta enfermedad cuando puede surgir la demencia. Normalmente suele aparecer como consecuencia de trastornos vasculares, un proceso infeccioso determinado, o de enfermedades neurológicas, endocrinas o tóxicas.

Anciana e hija en el médico por alguno de los tipos de demencias
Es urgente acudir al médico si detectamos síntomas de demencia.

Esta es la principal clasificación de las demencias. No obstante, algunas son más comunes a otras. La CDC (Agrupación de Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades) establece que los tipos de demencias más comunes son:

4.3. Enfermedad de Alzheimer

Es la demencia más conocida y sobre la que existe más concienciación. Más del 70% de los casos de demencia están asociados con la enfermedad de Alzheimer. Normalmente, se debe a cambios en el cerebro y produce dificultades para recordar cosas recientes, mientras que los recuerdos más lejanos tienden a conservarse. También presentan dificultades para caminar, hablar, o se producen cambios en el comportamiento y el humor. Los factores genéticos influyen de manera directa en la aparición de esta demencia.

4.4. Demencia por cuerpos de Lewy

Este tipo de demencia, a parte de los síntomas más comunes como la pérdida de memoria, produce problemas de movimiento y temblores. Asimismo, muchos mayores presentan cambios en el comportamiento y sufren somnolencia y confusión. En ocasiones pueden llegar a experimentar alucinaciones, incluso con sus seres queridos.

4.5. Demencia vascular

Este tipo de demencia está relacionada con los accidentes cerebrovasculares o problemas que tienen que ver con el riego de la sangre al cerebro. Normalmente, los síntomas pueden variar dependiendo del área del cerebro que se ha visto afectada. Del mismo modo, la evolución de la enfermedad es lenta y va empeorando si el mayor sigue sufriendo accidentes cerebrovasculares.

4.6. Demencia frontotemporal

Debido a la zona del cerebro a la que afecta, esta demencia provoca fuertes cambios en la personalidad y en el comportamiento. Además, los mayores que sufren este tipo de demencia tienen a comportarse de forma vergonzosa o inadecuada frente a otros.

4.7. Demencia mixta

En ocasiones, la persona afectada no solo presenta un tipo de demencia, sino que puede presentar varios tipos a la vez. En estos casos es difícil definir cuál es la demencia predominante o cuáles sufre, ya que los síntomas se confunden. Además, en estos casos el avance de la enfermedad es mucho más rápido.

4.8. Demencias por causas reversible

Hay demencias que surgen por causas como medicamentos para una enfermedad previa. También puede darse por una mayor presión en el cerebro o por falta de algún tipo de vitamina u hormona.

5. ¿Cómo prevenir la aparición de demencia?

Tristemente, no está claro qué causa la aparición de demencias. Lo que parece evidente es que el cerebro , al igual que otros órganos, puede entrenarse para evitar lesiones. Es por ello que existen una serie de hábitos que pueden evitar la aparición de demencias. Los más destacados son:

5.1. Realizar ejercicio físico

Está demostrado que el ejercicio físico es capaz de prevenir la aparición de gran cantidad de patologías. Con las demencias pasa algo parecido. Y es que, según un informe sobre la neurogénesis de la Universidad de Playa Ancha, el ejercicio o actividad física promueve la segregación de proteínas anti-apoptóticas. Estas son las encargadas de evitar en suicidio celular fruto del envejecimiento.

5.2. Evitar el estrés

Lo cierto es que un nivel alto de la hormona del estrés en adultos de edad avanzada puede generar la pérdida de memoria a corto plazo. A su vez los niveles altos de cortisol, generan problemas digestivos, de ansiedad, aumento del peso corporal e hipertensión. Por todo esto, el estrés promueve la aparición de demencias.

Para aliviar el estrés se recomienda el descanso, la meditación, el ejercicio físico o cualquier tarea que te haga desconectar de tu rutina habitual.

5.3. Mantener un peso corporal adecuado

La aparición de demencias está relacionada con la obesidad debido a los tejidos grasos y cómo se distribuyen en nuestro cuerpo. La obesidad causa enfermedades cardiovasculares. Estas enfermedades, a su vez, causan la adiposidad que se relaciona directamente con la creación de demencias.

5.4. Eliminar el tabaco y el alcohol

En el caso del tabaco se genera la hipótesis de que daña los receptores nicotínicos de nuestro organismo. Esto se traduce en una mayor probabilidad de aparición de demencias.

En cuanto al alcohol, se estudia si es la proteína “tau” la causante de la aparición de demencias. La proteína tau se ubica en las neuronas que rigen la estabilidad de los microtúbulos axonales. Por desgracia, su alteración provoca la aparición de placas de depósito de la proteína beta amiloide y ovillos, signos prematuros del Alzheimer.

5.5. Llevar una dieta equilibrada

Llevar una alimentación saludable ayuda a prevenir la aparición de demencias. Además, indirectamente, una dieta saludable evitará la aparición de sobrepeso. La dieta mediterránea es un buen ejemplo de cómo alimentarse para evitar demencias. Destaca por su alto contenido en cereales y pescado.

6. Cuidados para los tipos de demencias

Algunos tipos de demencias tienen cura y pueden ser reversibles, otras solo pueden tratarse para que no empeoren. Para ello, existen terapias y tratamientos que pueden proporcionar beneficios en algunos aspectos y que tienen carácter preventivo

Principalmente existen dos vías para tratar las demencias: los tratamiento farmacológicos y las terapias. El tratamiento farmacológico se centra en los síntomas concretos de una demencia y tratan de frenar la progresión natural. Por otro lado, las terapias, como la estimulación cognitiva, la terapia funcional, la musicoterapia, etc., tienen la función de fortalecer el cerebro y mejorar el bienestar de vida de las personas con afectadas.

No obstante, las demencias provocan un gran impacto en los mayores y sus familias. Generan muchas dudas y necesidades que en ocasiones no pueden solucionarse en el propio hogar. Por eso, es necesario buscar ayuda externa. 

Para ello, una opción excelente para las familias que tienen un familiar mayor afectado es buscar una residencia de ancianos especializada en demencias. Dentro de la red de residencias de calidad de miResi puedes encontrar residencias para Alzheimer, residencias para Parkinson y residencias para demencias. Todas ellas ofrecen los mejores servicios asistenciales y sanitarios a sus residentes. Además, trabajan por mejorar la vida de nuestros mayores y familias.

Residencia especializada en tipos de demencias
Las residencias especializadas en demencias son centros donde nuestros familiares están bien asistidos y cuidados.

No dudes en pedir ayuda si la necesitas. Es lo más importante. Por eso, en miResi queremos ayudarte. Te ofrecemos ayuda gratuita e individualizada para ayudarte a encontrar los cuidados más adecuados para tu familiar.

Fuentes 

  • Agrupación de Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC): https://www.cdc.gov/aging/spanish/features/dementia.html
  • Comunidad de Madrid: https://www.comunidad.madrid/servicios/salud/demencia
  • Organización Mundial de la Salud (OMS): https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/dementia
  • Instituto Americano Nacional Sobre El Envejecimiento (NIA): https://www.nia.nih.gov/
  • Universidad de Playa Ancha: https://www.researchgate.net/publication/286439289_NEUROGENESIS_INDUCIDA_POR_EL_EJERCICIO_FISICO_COMO_ALTERNATIVA_TERAPEUTICA_DESDE_ALTMAN_A_LA_ACTUALIDAD
Sobre el autor

Creadora de contenidos y documentalista especializada en el sector de la tercera edad y los cuidados. Apasionada de contar historias que involucren relaciones humanas. Especialista en SEO y marketing de contenidos. Actualmente SEO & Content Manager en miResi.
¿Quieres estar al tanto de las novedades en residencias y tercera edad?
¡Suscríbete a nuestro boletín de noticias!

2 Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También puedes leer...
Mejores Residencias de Ancianos por 600 Euros en Cantabria