¿Necesitas encontrar una residencia con urgencia? Te damos opciones en menos de 5 minutos.

BienestarMedicamentosNutrición

¿Conoces los Beneficios de los Alimentos de Farmacia para Ancianos?

Seguro que en algún momento, haciendo cola para pagar en la farmacia, te has dado cuenta de que las farmacias tienen productos de alimentación. Esto puede chocar porque no es un lugar habitual donde comprar estos productos, pero tiene una explicación. En miResi te hablamos de los alimentos de farmacia para ancianos.

1. ¿Qué son los alimentos de farmacia para ancianos?

Los alimentos de farmacia o los complementos alimenticios no son productos alimenticios como los que encontramos en el supermercado. Estos están diseñados para concentrar grandes cantidades de nutrientes. El objetivo es que un alimento aporte la cantidad necesaria de nutrientes para una dieta equilibrada.

Estos productos tampoco tienen la misma imagen que los que podemos encontrar en un supermercado. Los complementos alimenticios se suelen encontrar en forma de purés, polvos solubles, batidos o pastillas. Hay que tener siempre en cuenta la capacidad de los mayores y sus limitaciones para escoger el formato del alimento.

Alimentos de farmacia para ancianos
Complejos vitamínicos para ancianos

2. ¿Qué tipo de alimentos necesitan los mayores?

Durante la vejez, nuestros mayores necesitan tener una dieta equilibrada para recibir los aportes nutricionales recomendados. Esto es imprescindible porque se requieren para la prevención y la recuperación de las patologías y lesiones propias de la edad adulta.

Las proteínas, el calcio o las distintas vitaminas son elementos imprescindibles para una buena vida. Muchas veces, los mayores no reciben el aporte diario necesario, por lo que se puede recurrir a suplementos para no prescindir de ellos. Estas sustancias ayudan a prevenir muchas patologías y a facilitar una vida más autónoma.

A edades avanzadas, lo que necesitan las personas ancianas son productos que aporten gran valor nutritivo y sean fácilmente digeribles.

3. ¿Qué problemas de alimentación tienen los mayores?

Los mayores pueden presentar desde problemas para masticar a pérdida del gusto. Cualquier alteración puede ser un paso en falso hacia una mala alimentación. La consecuencia directa es que el estado de salud de nuestros mayores se deteriore.

La falta de apetito o hiporexia es un problema al que se enfrentan muchos mayores. Esto se puede deber a la pérdida de gusto. Si los mayores no pueden saborear la comida, se aburren rápido de ella. Por eso hay que buscar alternativas vistosas con mucho sabor que inciten a los mayores a comer y complementarlas con estos complejos alimenticios. Esta es la fórmula para que los mayores coman adecuadamente.

Además, hay otras muchas dolencias vinculadas al aparato digestivo como el reflujo gástrico, la disfagia, el estreñimiento, el síndrome del colon irritable, la indigestión y el dolor agudo en el abdomen. Estas dolencias tienen su propio tratamiento, pero los mayores necesitan de complementos para mantener la salud pese a estos episodios que cortan la dieta.

4. ¿Son caros los alimentos de farmacia para ancianos?

Esto es un falso mito. Estos productos cuestan lo mismo que cualquier producto alimenticio. Como en cualquier caso, hay distintas marcas y calidades que abaratan o encarecen el precio.

Por otra parte, hay que pensar que estos alimentos complementan al resto, no son una dieta por sí solos. Los productos se combinan con alimentos no farmacéuticos. 

Algunas comunidades tienen ayudas específicas para hacer llegar a los mayores dietas equilibradas a diario en sus casas. Por el pago de un módico precio, las personas mayores pueden acceder a una dieta sana sin tener que moverse de casa.

Anciana consumiendo alimentos de farmacia para ancianos
Anciana consumiendo purés de farmacia

5. ¿Qué aportan a los mayores este tipo de productos farmacéuticos?

Muchos mayores tienen problemas a la hora de comer; ya sea por no poder ingerir los alimentos o por no asimilar las propiedades de estos. Por ello, y para evitar que estos sufran de malnutrición, las farmacias comercializan una serie de productos con el fin de que los mayores reciban los alimentos que requieren.

Los potitos son fáciles de comer para las personas con dificultades para masticar o tragar. De la misma forma que los complejos en forma de polvos. Las pastillas siempre son más costosas de tragar, pero los mayores pueden preferir este formato por resultarles más familiar.

Los mayores pueden mantener una alimentación equilibrada, lo que repercute en que su salud sea mucho mejor. Por otra parte, los mayores que no comen de una forma completa y equilibrada tienen menos energía para desarrollar su día a día.

6. El estigma de los potitos

Puede ocurrir que nuestro familiar no desee consumir los productos de farmacia porque le recuerden a la comida de niño. Esto ocurre especialmente con los potitos. Nuestra misión es intentar que no tengan esta impresión, ya que no son más que prejuicios e imaginaciones. ¡En cuanto descubran los beneficios de estos productos, no podrán parar de consumirlos!

Los complementos alimenticios son herramientas útiles a la hora de dar a las personas mayores la dieta recomendada por los profesionales de la salud. Por ello, nuestra misión con los mayores desde miResi es que sepan qué son y cómo acceder a estos productos farmacéuticos que tanto les pueden ayudar.

Fuentes:

Sobre el autor

Periodista y estudiante de Geografía e Historia. Actualmente redactor en miResi con el objetivo de contar historias de interés social. “El pasado es la mejor forma de acceder a la realidad del presente”
¿Quieres estar al tanto de las novedades en residencias y tercera edad?
¡Suscríbete a nuestro boletín de noticias!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También puedes leer...
Problemas Digestivos más Comunes en la Tercera Edad