¿Necesitas encontrar una residencia con urgencia? Te damos opciones en menos de 5 minutos.

Patologías

La Esquizofrenia en la Tercera Edad

Existe un gran estigma social alrededor de las enfermedades mentales. Conocer información sobre salud mental es tan importante como hacerlo sobre la física. Por eso, hoy en miResi hemos decidido hablarte sobre la esquizofrenia en la tercera edad: qué es, síntomas y tratamiento.

A pesar de que asociamos la esquizofrenia con la juventud, esto no es del todo cierto. Si bien es verdad, la mayoría de personas esquizofrénicas contraen la enfermedad a mitad de su vida (alrededor de los 30 años). Sin embargo, hay una parte pequeña de la población de la tercera edad que la contrae con más de 60 años.

Según Manuel Martín Carrasco (Director del Instituto de Investigaciones Psiquiátricas de la Fundación Mª Josefa Recio de Pamplona), “actualmente, hay alrededor de 48.000 personas mayores con esquizofrenia en nuestro país, un dato que se verá incrementado a lo largo de los próximos años debido al progresivo envejecimiento de la población; y la mayoría no recibe un tratamiento adecuado a sus necesidades asistenciales, nivel funcional y cognitivo”. Por este motivo, debemos hablar sobre ello.

A este tipo de esquizofrenia se le llama esquizofrenia tardía. Y, se convierte en una enfermedad crónica incurable que puede provocar una demencia en el adulto mayor.

1. ¿Qué es la esquizofrenia?

La esquizofrenia es una enfermedad mental grave que pueden padecer personas mayores. Interpretan la realidad de manera distorsionada mediante delirios, alucinaciones, cambios de conducta

Esta patología tiene distintas fases o escalones de gravedad. Por lo tanto, todo dependerá de ello.

Pero sí es verdad que si el mayor se encuentra en una fase muy avanzada de la esquizofrenia, puede llegar a sufrir algún grado de discapacidad. Ya que se vuelve completamente dependiente.

2. Síntomas de la esquizofrenia en la tercera edad

Muchas veces los síntomas se suelen confundir con los de enfermedades como el Alzheimer, el Parkinson o la demencia con cuerpos de Lewy, pero nada tienen que ver.

Los síntomas claros de la esquizofrenia están más relacionados con problemas cognitivos, conductuales y emocionales.

2.1. Síntomas más comunes de la esquizofrenia en la tercera edad

Los signos más habituales te los contamos a continuación:

2.1.1. Delirios

Convencimiento de algo que no es realista. Por ejemplo, suelen fantasear o imaginar persecuciones o situaciones violentas.

2.1.2. Alucinaciones

Auditivas, olfativas y visuales. Oyen (amenazas o malos comentarios), huelen y ven cosas que no existen. Además, se los creen de verdad y esto genera en ellos un malestar terrible. Escuchar voces es la alucinación más frecuente.

2.1.3. Movimientos extraños

El mayor se muestra muy alterado sin casi control sobre sí mismo (no para de moverse), desobediente, con malas posturas e ignorando a la persona que le habla.

2.2. Síntomas menos comunes de la esquizofrenia en la tercera edad

Los signos menos frecuentes son los siguientes:

2.2.1. Indiferencia e insensibilidad

No expresa ninguna emoción ni a la hora de hablar ni mediante sus gestos corporales (evita el contacto visual, su cara permanece inmóvil y su tono de voz es regular).

2.2.2. Apatía

No se siente motivado para hacer aquello que antes le gustaba (ha perdido el interés), ni siquiera tiene deseos por algo o siente placer por alguna actividad o con otra persona (no expresa ningún tipo de cariño y le resulta muy complicado forjar vínculos íntimos con otros). Por tanto, carecen de voluntad para hacer las cosas por sí mismos.

2.2.3. Aislamiento social

Dado que la persona no interactúa ni siquiera con su círculo más cercano, comienza a retraerse poco a poco hasta que se aísla del todo.

Aislamiento social: síntoma poco común en la esquizofrenia en la tercera edad
El mayor se retrae y se encierra en sí mismo, no interactúa socialmente.

2.2.4. Lenguaje incoherente

Vocabulario muy pobre y con carencias cognitivas (es inconexo, poco estructurado e incomprensible).

2.2.5. Abandono de la higiene personal

El mayor comienza a no atender sus necesidades más básicas como el aseo.

Si detectas alguno de estos síntomas en tu mayor, te aconsejamos acudir de inmediato a un profesional de la salud mental para que pueda prescribir el tratamiento adecuado.

3. Tratamiento de la esquizofrenia en la tercera edad

La esquizofrenia es una enfermedad crónica en la tercera edad. Por lo que, el tratamiento es de por vida. Ayuda en la prevención de empeoramiento de los síntomas.

3.1. Tratamiento farmacológico

Si el médico lo cree oportuno, recetará una serie de medicamentos para paliar los síntomas. Debemos tener en cuenta que pueden tener algunos efectos secundarios, así que no nos asustemos. Uno de ellos puede ser movimientos involuntarios.

La vigilancia por parte del cuidador es primordial. Debemos supervisar que la toma de la medicación se ajuste a lo prescrito por el médico, que no haya ningún descuido de no tomarla o que, por el contrario, la ingesta sea descontrolada.

3.2. Tratamiento no farmacológico

También existen algunas pautas para tratar la esquizofrenia en la tercera edad sin necesidad de acudir al tratamiento farmacológico. Algunas de ellas son:

  • Psicoterapia: este tipo de terapia, que ofrecen muchas residencias de nuestra red, apuesta por apoyar emocionalmente al residente y enseñarle a gestionar sus problemas de conducta acorde a la enfermedad mental que sufre.
  • Hábitos saludables: el orden es muy importante en la vida de personas mayores con esquizofrenia. Tener una rutina de sueño y eliminar por completo el consumo de sustancias nocivas como el alcohol, el tabaco o las drogas, es una buena forma de aminorar sus síntomas.
  • Tener disciplina con la enfermedad: nuestros mayores y sus cuidadores deben ser conscientes de la patología que sufre y cumplir con la medicación diaria sin olvidar ninguna toma, además de acudir a revisiones médicas frecuentemente.

4. Ingresos en residencias de salud mental

La esquizofrenia en la tercera edad es muy poco común, como comentábamos antes. Sin embargo, aquellos mayores que la sufren, necesitan ayuda.

Ingresos en residencias de salud mental: La esquizofrenia en la tercera edad
Busca ayuda profesional: tu mayor la necesita.

Pueden suponer un peligro para sí mismos o para los demás y necesitan estar bajo vigilancia de un cuidador, protegidos y bajo tratamiento. Con esto, se intentarán mejorar las condiciones de vida del mayor enfermo para que pueda ser un poco más independiente y luche contra su deterioro cognitivo.

Esta ayuda debe provenir de un equipo especializado en psiquiatría, un psicólogo, un enfermero especialista en salud mental, un trabajador social y un terapeuta ocupacional. Todos ellos informarán al equipo de atención primaria sobre la evolución del paciente.

Si tu mayor no puede valerse por sí mismo (no puede alimentarse, vestirse o refugiarse), necesita el ingreso en una residencia. miResi asesora a las familias para que encuentren una residencia de alta calidad, adaptada a sus necesidades y requisitos. Contacta con nosotros y te recomendaremos las mejores opciones.

¡Queremos estar a tu lado durante este proceso! 💚

Fuentes:

Sobre el autor

Graduada en Comunicación Publicitaria y ahora redactora en miResi. Desde que tiene uso de razón, adora escribir. Cree en el valor humano a la hora de contar historias. Especialista en redacción sobre salud mental en mayores.
¿Quieres estar al tanto de las novedades en residencias y tercera edad?
¡Suscríbete a nuestro boletín de noticias!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También puedes leer...
Unidades de Convivencia en Residencias de Ancianos