¿Necesitas encontrar una residencia con urgencia? Te damos opciones en menos de 5 minutos.

Patologías

¿Qué Es el Síndrome de Confusión Agudo o Delirios en la Tercera Edad?

Enfermedades neurodegenerativas como la demencia o un infarto de miocardio se proclaman como algunas de las enfermedades más usuales en personas mayores. Y además, son causas claras de la aparición del síndrome de confusión agudo o delirios en la tercera edad. Hoy en miResi te hablamos sobre esta alteración mental profundamente.

El envejecimiento o las enfermedades propias de la vejez traen consigo consecuencias o síntomas que afectan a la población mayor en gran medida. Y este síndrome, es una de ellas.

De hecho, según Sanitas “sólo el 25% de los pacientes que presentan delirio tienen demencia, mientras que el 40% de aquellos que tienen demencia sufren un síndrome de confusión agudo”.

Una vez sabemos que la demencia es una clara propulsora de los delirios en la tercera edad, será importante tener esta enfermedad mental en cuenta. Para poder así, ofrecerle los mejores cuidados a nuestro mayor.

1. ¿Qué son los delirios en la tercera edad?

El síndrome de confusión agudo o delirios en la tercera edad se conforma como un desorden cerebral que puede estar originado por demencia o no (siendo ésta la causa, mayoritariamente). Aunque, también puede ser la consecuencia si no encontramos el tratamiento adecuado.

Se produce una variación de las habilidades cerebrales en la que predominan los pensamientos enredados, la desorientación y la decadencia de la percepción cerebral. Pero, desde una perspectiva positiva: esta patología es reversible.

Así que se puede tratar, recuperando así las capacidades mentales perdidas.

La confusión mental o delirio genera muchos síntomas a su alrededor que causan malestar en nuestro mayor. Uno de ellos son las alucinaciones, muy claras en pacientes con este cuadro médico. Incluso, pueden llegar a presentar alucinaciones nocturnas.

Veamos qué otros signos claros pueden dar lugar a esta alteración mental…

2. Síntomas de los delirios en la tercera edad

Los síntomas de los delirios en la tercera edad son bastante semejantes a los que se identifican en los pacientes con demencia. Por eso, muchas veces su diagnóstico resulta una osadía para el médico. Además, el cuadro sintomatológico varía en cada persona.

El síndrome de confusión agudo se manifiesta de forma rápida: en horas o días. Por eso, es importante que el cuidador (ya sea un familiar o un sociosanitario) se mantenga alerta para su detección temprana. Sobre todo en caso de que el mayor presente otras patologías que comprometan su salud.

Estos síntomas se suelen agravar por las noches. Pues, la oscuridad trae consigo mayor distorsión del ambiente, así como confusión y desorientación.

Veamos cuáles son los síntomas principales del síndrome de confusión agudo:

  • Problemas para dormir. Se intercambian los hábitos de sueño entre el día y la noche. Permanecen en alerta en los períodos nocturnos y con gran somnolencia diurna.
  • Incontinencia urinaria.
  • Desorientación en el espacio y en el tiempo.
  • Dificultad en el nivel de atención o concentración ante estímulos externos. El mayor experimenta un gran número de distracciones y se aísla en sus pensamientos.
  • Desgaste de la memoria reciente, a corto plazo.
  • Alucinaciones visuales nocturnas. El miedo y la angustia se apodera de los mayores cuando sufren este síntoma tan desagradable porque comienzan a ver cosas que no existen.
  • Creencias irreales de persecuciones.
  • Cambios en el nivel de energía. Se experimentan contrastes entre períodos hiperactivos y pasivos. En los que predominan los movimientos lentos.
  • Lenguaje incongruente. Problemas a la hora de hablar (palabras incoherentes sin sentido, gritos o incluso, podemos notar que nuestro mayor “se va por las ramas” a la hora de mantener una conversación), recordar palabras, leer, escribir y alcanzar un nivel de comprensión.
  • Incapacidad para desempeñar de forma autónoma las actividades básicas de la vida diaria.
  • Modificaciones en el comportamiento. Un estado más sosegado y una personalidad más introvertida se apoderan del mayor con síndrome de confusión agudo.
  • Dolencias emocionales como: ansiedad, miedo, paranoia, depresión, irritabilidad, euforia, apatía, cambios de humor o personalidad, etc.

3. Diferencias entre delirios en la tercera edad y demencia

A pesar de que la demencia y los delirios en la tercera edad tengan una sintomatología similar, estas dos alteraciones poseen grandes diferencias.

La primera es que el delirio aparece de forma repentina, mientras que la demencia lo hace de forma gradual. La segunda es que el nivel de atención se ve perjudicado por el delirio, mientras que los pacientes con demencia se encuentran en un estado de alerta (sobre todo en las primeras fases de la enfermedad). Y por último, los síntomas van variando en las personas mayores con delirio, mientras que la demencia trae consigo estabilidad en memoria y pensamiento.

4. Causas o factores de riesgo de los delirios en la tercera edad

¿Cuáles son las causas o los factores de riesgo que pueden desencadenar un síndrome de confusión agudo o delirios en la tercera edad? La causa principal reside en la presencia o no de enfermedades mentales.

Sin embargo, veamos otras causas:

  • Enfermedades cognitivas (accidente cerebrovascular o ictus, demencia, esquizofrenia, Alzheimer, trastorno paranoide, trastorno maníaco, depresión…). La demencia aumenta 2 o 3 veces el riesgo de padecer delirios en la tercera edad.
  • Intervención quirúrgica reciente (operación de cadera o la implantación de un bypass, por ejemplo). Esto se debe a que la anestesia puede generar delirios en la tercera edad.
  • Ingesta de fármacos.
  • Consumo de drogas y alcohol. La intoxicación o la abstinencia producida por estas sustancias nocivas para la salud pueden ocasionar delirios en la tercera edad.
  • Edad. Las personas mayores de 70 años son más propensas a contraer el síndrome de confusión agudo en la tercera edad, ya que las capacidades mentales se van perdiendo con el paso del tiempo.
  • Deterioro de capacidades sensoriales como la falta de vista o audición.
  • Estrés. El traslado constante entre residencias o el ingreso inesperado en un hospital por una afección grave puede suponer un gran problema para el paciente mayor, dando lugar a delirios o períodos de gran confusión y desorientación.
  • Otros factores de riesgo externos como el exceso de estímulos, la somnolencia, el agotamiento, el malestar emocional agudo, la desnutrición o deshidratación, un accidente que limita de forma radical su vida diaria o la carencia de relaciones afectivas con familiares también suponen un riesgo real para padecer delirios en la tercera edad.

5. Tratamiento de delirios en la tercera edad: Consulta de psicogeriatría o neurología

Una vez sabemos cuáles son los síntomas principales del síndrome de confusión agudo y las causas o los factores de riesgo que provocan su aparición, es el momento de conocer su tratamiento.

Si detectas alguno de los signos señalados con anterioridad en tu mayor, debes acudir cuanto antes a un médico de cabecera o un especialista en psicogeriatría o neurología. De esta forma, el equipo médico podrá sacar conclusiones del diagnóstico mediante la obtención de datos de calidad sobre los antecedentes familiares.

Cuando el diagnóstico se haya realizado, el médico recetará un tratamiento farmacológico y no farmacológico. Normalmente, se realiza un ingreso en un hospital durante el período que determine el profesional (suelen ser 3 meses). De esta forma, el mayor puede recibir atención médica de calidad y un control de la enfermedad que ha originado los delirios.

6. Prevención de delirios en la tercera edad

En caso de que tu mayor no posea esta afección, incorporar hábitos saludables en su día a día será una buena forma de prevenir el síndrome de confusión agudo.

Te damos algunos consejos:

6.1. Descanso de calidad

Incorporar buenos hábitos de sueño en la rutina diaria de nuestros mayores es una forma ideal de evitar el síndrome de confusión agudo.

Será clave reducir los ruidos externos (sobre todo en períodos nocturnos) y establecer una rutina diaria deportiva.

6.2. Tomar mucha agua

La deshidratación en personas mayores puede ocasionar graves infecciones de orina o estreñimiento agudo.

6.3. Cuidar la vista y el oído

Las capacidades sensoriales se van deteriorando con la vejez.

Por ello, debemos garantizar una buena iluminación en el hogar, visitar frecuentemente al oftalmólogo y al otorrino, adquirir apoyo de audífonos o gafas (si el médico lo considera necesario) y realizar una limpieza cada 3 días de la cera de los oídos. Eso sí, son zonas muy delicadas que deben tratarse con muchísimo cuidado…

¡Evita usar bastoncillos de algodón, ya que pueden provocar lesiones!

6.4. Supervisar la medicación

Es importante que el cuidador conozca al detalle las pautas médicas sobre los fármacos que debe ingerir el paciente (cantidad, frecuencia y durante cuánto tiempo).

Además, debemos consultar al médico todo (por ejemplo, la aparición de una infección) y no tomar decisiones ajenas, pues es únicamente el profesional el que debe realizar cualquier cambio.

Asimismo, a parte del tratamiento farmacológico, debemos preguntar por todas aquellas terapias no farmacológicas que puedan servir de ayuda para frenar el dolor que sufre nuestro mayor.

Prevención de delirios en la tercera edad: supervisar la medicación
El tratamiento farmacológico debe recetarlo únicamente un médico

6.5. Prevención de otras enfermedades

Como la demencia o los infartos de miocardio, que son claros propulsores de los delirios en la tercera edad.

6.6. Contacto estrecho con la familia

Emocionalmente, el mayor necesita mantener vínculos emocionales de calidad con sus seres queridos, así como contar con el apoyo de éstos.

Esta seguridad afectiva mantendrá al mayor mucho menos aislado y más feliz.

6.7. Tranquilizar y guiar

El rol del cuidador es muy importante para una persona mayor, ya que en él ve seguridad y protección.

Sin embargo, esta protección no es solo física, sino que también es emocional.

Por lo tanto, el mayor debe estar protegido de sufrir grandes crisis de estrés: un grave factor de riesgo de los delirios en la tercera edad.

7. miResi te recomienda residencias para demencia

Como la demencia es una de las principales causas de los delirios en la tercera edad, desde miResi estamos seguros de que tratar esta enfermedad neurodegenerativa hará que el índice de delirios en la tercera edad disminuyan.

El deterioro de la memoria y las habilidades cognitivas se pueden trabajar mediante diferentes terapias cognitivas en residencias. Por ejemplo, la terapia ocupacional en geriatría aplica terapias de reminiscencia (generar emociones y recuerdos mediante objetos) para estimular la memoria del paciente con problemas de demencia.

Aparte, existen otros muchos cuidados geriátricos profesionales que completan la atención médica como el servicio de psicología, fisioterapia y enfermería.

Te hablamos de algunas de las residencias para demencia:

7.1. Residencia de Mayores Novocare Coín

Residencia De Mayores Novocare Coin es un centro ubicado en la localidad malagueña de Coín. A tan solo 30 minutos de la playa en coche. Situada en un moderno edificio de tres plantas, esta residencia cuenta con varios y amplios espacios exteriores, terrazas, zonas comunes y dormitorios individuales y dobles.

El centro Novocare Málaga Coín cuenta con 100 camas y 20 plazas asignadas al centro de día. Asimismo, por la alta densidad de población de otras nacionalidades, en esta residencia se ofrece un servicio de atención integral a los residentes tanto en español como en inglés.

En definitiva, este centro de Málaga Coín ofrece amplios y luminosos espacios abiertos, cerca de la playa y con un clima inmejorable todo el año.

7.2. Centro Residencial Les Masies De Mollet

El Centro Residencial Les Masies De Mollet se ubica en una zona en crecimiento del municipio, delante del Decathlon y con óptimas comunicaciones.  

Las instalaciones son luminosas, con luz natural, disponen de terrazas y están adaptadas para ofrecer alojamiento a personas en situación de gran dependencia. Disponen de dos unidades de psicogeriatría para atender a personas con demencia o deterioro cognitivo

Ofrecen servicios de fisioterapia, medicina, enfermería, psicología, trabajo social, educación social, terapia ocupacional, farmacia, atención personalizada, actividades de ocio y terapéuticas (musicoterapia, terapia con animales o excursiones exteriores). También, ofrecen servicio de atención al cliente, restauración, limpieza, mantenimiento y lavandería. Como servicios opcionales ofrecemos óptica, audiometría, peluquería, podología o dentista.

Delirios en la tercera edad: Centro Residencial Les Masies de Mollet
La fisioterapia grupal es una buena forma de conectar con los demás residentes

En Masies de Mollet, disponen de servicio de residencia y centro de día que pueden combinar con el servicio de atención a domicilio de la mano de Qida. Asimismo, ofrecen estancias de prueba, temporales o permanentes.  

Atienden bajo el modelo de la ACP (Atención Centrada en la Persona) con la misión de mejorar la calidad de vida de las personas mayores y sus familias velando por el bienestar integral (físico, emocional y psicológico) de la persona. Por eso, en Masies de Mollet tienen en cuenta su historia de vida, preferencias y necesidades para acompañarle en esta nueva etapa de su vida. Además, utilizan diferentes canales de comunicación para mantener una comunicación fluida con la familia y asignan a cada persona y familia un profesional de referencia. 

Masies de Mollet forma parte de FIATC Residencias. Un grupo especializado en servicios integrales para personas mayores autónomas o dependientes, con una extensa experiencia y con el soporte de FIATC, referente en salud.

7.3. Residencia Valdeluz Ferial

La Residencia Valdeluz Ferial cuenta con un equipo multidisciplinar cualificado, con experiencia, vocación y la mejor formación. Quieren dar una respuesta adecuada a los nuevos retos que plantea el actual contexto social y sanitario. De hecho, colaboran con especialistas en logopedia, oftalmología y odontología.

El centro geriátrico destaca por una selección exigente de profesionales, así como la alta calidad de los servicios e instalaciones que ofrece. Dispone de 121 habitaciones individuales y dobles para dar un correcta atención completa a los residentes. 

Los médicos, enfermeros, cocineros, auxiliares, personal de limpieza y otros profesionales, así como residentes y familiares, hacen de Valdeluz un centro único.

Delirios en la tercera edad: habitación de Residencia Valdeluz Ferial
Habitación de la Residencia Valdeluz Ferial

Los delirios en la tercera edad se convierten en una afección más de la lista. Pero, esto no debe hacernos olvidar que es importante controlarla y tratarla.

En miResi, apostamos por garantizar el mayor nivel de dependencia posible para las personas mayores, acorde a sus circunstancias. Aliviando en gran medida la carga que supone para el familiar hacer frente a los diferentes cuidados.

Contáctanos si crees que tu mayor se encuentra en un estado de gran dependencia. Podemos encontrar la residencia o el centro de día ideal para él.

Fuentes:

Sobre el autor

Graduada en Comunicación Publicitaria y ahora redactora en miResi. Desde que tiene uso de razón, adora escribir. Cree en el valor humano a la hora de contar historias. Especialista en redacción sobre salud mental en mayores.
¿Quieres estar al tanto de las novedades en residencias y tercera edad?
¡Suscríbete a nuestro boletín de noticias!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También puedes leer...
¿Conoces la Atrofia Cerebral en Ancianos?